La Maratón BA con perfume de mujer (marplatense)

La marplatense Florencia Borelli se convirtió hoy en la ganadora del Maratón Internacional de Buenos Aires, en categoría femenina, en lo que puede considerarse su debut en los 42 km.

 

La última argentina vencedora había sido Andrea Graciano, el 9 de octubre de 2011. Antes lo habían logrado Derlis María Fraschina (1985), Griselda González (1988 y 1997), Ana María Nielsen (1989 y 1991), Nélida Olivet (1992), Sandra Torres (1999, 2001, 2006 y 2008), Claudia Camargo (2000), Verónica Páez (2003 y 2004) y Roxana Preussler (2005).

Florencia Borelli, de 28 años, llegó impulsada por la motivación de su pequeño hijo, que le escribió un mensaje («Mamá, con todo») que releyó en la línea de largada, situada en Avenida Figueroa Alcorta y Monroe.

«El apoyo de mi familia fue fundamental. Acá me acompañó mi hermana Mariana, que estaba del otro lado de las vallas. Me encantó correr en Buenos Aires, es la primera vez que lo hago en esta distancia porque siempre corrí el medio maratón», expresó la dos veces ganadora de los 21k (2016 y 2017).

La atleta marplatense volvió a protagonizar, a comienzos de esta temporada, un excelente ciclo en las pistas. Además de obtener por tercera vez el título nacional de los 5.000 metros llanos en Concepción del Uruguay, mejoró dos récords argentinos en su territorio, Mar del Plata: 9m.08s.84 para los 3000 metro y 15m33s71 para los 5.000, el 15 de mayo.

Desde hace tiempo, dejó atrás los 21K y se preparó mental y físicamente para competir en los 42K, algo que pudo cumplir con creces en la Maratón de Buenos Aires, en el que logró el mejor tiempo entre las mujeres con dos horas y 32 minutos.

Para Florencia Borelli se trató, prácticamente, de su debut en la distancia, que sólo abordó alguna vez, ya lejana y con apenas veinte años de edad (ganó el maratón marplatense bajo un intenso calor a fines del 2012 con 3h04m17s). Desde aquel momento concretó un considerable progreso, el mismo que prometía desde sus buenas actuaciones juveniles y se convirtió en una de las más relevantes fondistas del historial argentino.

Justamente una de sus mejores performances se concretó en Buenos Aires hace cuatro años, cuando obtuvo el 21k y superó a las favoritas africanas, marcando 1h11m58s que significó el récord argentino. Un récord que pudo mejorar en octubre del año pasado con su gran actuación en el Mundial de Gdynia, Polonia (22a. con 1h.10m.30s), un registro que también la ubica como la tercer mejor sudamericana del historial.