Una usurpación que parece vinculada a la campaña política

Un importante predio de la ciudad, a pocos metros del Barrio Policial, está siendo sistemáticamente intrusado en forma organizada sin que nadie preste atención al asunto.

Coches de apoyo a los ocupantes, sensación de impunidad y sospecha de una de las clásicas actividades de la política en su versión más impresentable.

Este cóctel tan deleznable como poco sorprendente se da en el predio ubicado entre las Calles San Salvador, Ortiz de Zárate, calle 220 y hasta la 230. Hasta allí llegan diariamente decenas de personas, siempre acompañadas por gente que opera como «organizadora», que poco a poco se va asentando en el lugar sin que nadie del municipio o de la justicia haga algo para evitarlo.

Lo insólito del caso es que el lugar se encuentra a pocos metros del predio que corresponde a la empresa EDEA y a no mucha distancia del Barrio Policial de la ciudad.

¿Alguien va a tratar de averiguar de que se trata?; ¿hay connivencia del poder político tan afín a este tipo de maniobras cuando llegan los tiempos electorales?.

¿La indolencia o la complicidad dejarán en Mar del Plata un nuevo asentamiento precario?.

Veremos…