Distante y en inglés: Francisco dejó un comunicado al país

RedacciónEl Papa Francisco sobrevoló la Argentina y dejó a su pueblo y gobierno un mensaje con  sabor a lejanía, protocolo y con gusto a muy poco. Una frialdad buscada y un mensaje claro.

“Mientras sobrevuelo el espacio aéreo argentino, extiendo a ustedes mis cálidos saludos y augurios y envío desde el corazón mis buenos deseos a toda la gente de mi madre patria, asegurando mi cercanía y bendiciones. Les pido por favor a todos ustedes que no se olviden de rezar por mi”, fue el texto de un telegrama enviado a las autoridades nacionales, según es costumbre y texto en cada uno de sus viajes.

Tan protocolar fue la situación -y así quiso remarcarlo el Santo Padre- que ni siquiera utilizó su lengua nativa para comunicarse, prefiriendo el inglés para la misiva.

Solo una alusión a su “madre patria”, nada que pueda anticipar una pronta visita y una muestra más de esa lejanía que el pontífice ha mostrado con su tierra desde el inicio mismo de su reinado.

Aunque no sean pocos los que sostienen que tal distancia el Papa la marca tan solo con un sector de los argentinos. Como si lejos de querer superar la grieta, Francisco estuviese abocado a la tarea de agrandarla en beneficio de determinada posición política.

Algo que sería tan doloroso como extravagante en una figura de su dimensión universal.