El fútbol y el poder siempre anduvieron de la mano en Argentina

Por José Luis Ponsico (*) – Por estos días la relación entre la política, el poder y el fútbol vuelve a estar en el centro de la escena. Pero se trata de un viejo tema que ya antes resonó en el país y generó muchas suspicacias.

José Luis Ponsico

El doctor Arturo Frondizi resultó elegido Presidente de la Nación el 24 de febrero del´58 -se cumplen 60 años- el peronismo proscripto y nunca ocultó su fanatismo por el Club Almagro. Había sido defensor central en la división Reserva, en 1931. En los albores de los´50 Ramón Cereijo, titular del Palacio de Hacienda, el mayor impulso del crecimiento de Racing Club, Avellaneda.

Frondizi en sus años de jugador

Por entonces, el gobierno del General Juan Domingo Perón brindaba fuerte apoyo al deporte en su conjunto. Mundial de Básquetbol del 50, brillante triunfo del seleccionado argentino; Panamericanos del 51, donde la Argentina superó a Estados Unidos en el medallero en jornadas inolvidables. En la Fundación “Eva Perón” sobresalía Valentín Suárez, directivo de Bánfield, luego titular de la AFA en el´53

Cereijo, además, considerado virtual artífice de la construcción en tiempo récord del “Cilindro”, estadio de Racing inaugurado en menos de dos años desde la primavera del 48. Racing adquirió a cinco futbolistas destacados y ganó tres torneos de AFA consecutivo entre el 49 y el 51. River alcanzó el título del 52, en la fecha final, disputa “palmo a palmo” con Racing, considerado el club “del Poder”

Cereijo: socio de Rácing

Llegaron Rubén Bravo, ex Rosario Central; Norberto “Tucho” Méndez y Llamil Simes, ex Huracán ambos; Mario Boyé, de Italia tras paso exitoso por Boca y el “Colorado” Alberto Rastelli, ex Gimnasia y Esgrima La Plata. Todos, selección nacional a cargo de Guillermo Stábile, también DT de Racing. Un <combo< en relación al Poder entre el fútbol y la política.

En tiempos de la dictadura militar el almirante Carlos Lacoste, titular del Ente Autarquico, EAM Mundial 78, no ocultaba su fanatismo por River. En abril del 78 cuenta la leyenda el todopoderoso hombre de Estado “impuso” a César Menotti la vuelta de Norberto Alonso al seleccionado nacional. El DT. tenía como relevos al jujeño Daniel Valencia y al barbado Julio Ricardo Villa

Alte. Lacoste: todo el peso del Proceso al servicio de River

Julio Humberto Grondona, de extracción radical (“Línea Nacional”) uno de los <popes< de Independiente y “caudillos” políticos de
Avellaneda; fundador del Club Arsenal de Sarandí en el 57, llegó a presidente de la AFA por el voto de los clubes, despegando de los
“favoritos” del gobierno militar: Santiago Leyden, Ferro Carril Oeste y Rafael Aragón Cabrera, River. Abril del 79

Carlos Menem nunca ocultó su fanatismo por River. Hasta pidió públicamente la convocatoria del entrerriano Ramón Medina Bello en el combinado de Alfio Basile, eliminatorias para el Mundial de Estados Unidos´94. Algo parecido ocurrió con Néstor Kichner y su devoción por Racing Club. Su amistad con Roberto Perfumo sirvió al “Mariscal” para alcanzar la Secretaría de Deporte de la Nación.

Macri: el Boca multicampeón fue su mejor plataforma

Mauricio Macri llegó a presidente de Boca en diciembre del 95. Curiosamente, esa tarde Boca perdió la chance de ganar el torneo de
AFA. en La Bombonera, goleado por Racing (4-6) gran tarde del “Mago” Rubén Capria. La mayoría de los analistas políticos opina que el camino del Ingeniero Macri al Poder, tuvo fuerte inicio en el fútbol y el club de la Ribera.

Asimismo, en la última década otro fenómeno social, vinculó el fútbol, la política y la farándula desde la tevé, medio masivo como emisor cultural: Marcelo Tinelli desde <taquillero< “Bailando … ” agosto 2015 tuvo en su ciclo exitoso a los tres candidatos a Presidente de la Nación, antesala de las Primarias.

Curiosamente, Mauricio Macri, Daniel Scioli y Sergio Massa cada uno a su turno, respaldaron la pre candidatura de Tinelli, vicepresidente de San Lorenzo -dirigente del Poder en el club azulgrana- desde 2012, para su anhelo de ser titular de la AFA a fines de 2015. Lo que  nunca antes había sucedido: la dirigencia del fútbol en la aspiración máxima. esta vez nacida en un ciclo de la <farándula< artística.

Tinelli jugó con el poder y no le alcanzó para llegar a AFA

Finalmente, Tinelli no concretó su anhelo. Dos veces pidió licencia como directivo de San Lorenzo y desde el año 2016 en el pasaje de una productora (suya) a otra, en <sociedad<, luego “oscura”m no sólo no pudo ser presidente de la AFA. Quedó complicado con la AFIP organismo de control “ingresos públicos” Grupo Indalo.

Perdió con Claudio “Chiqui” Tapia, Barracas Central, referente de los clubes de Ascenso, acuerdo con Hugo Moyano y Daniel Angelici,
alcanzó el torno, en tanto el animador quedó involucrado en sociedad “ingrata” con Cristóbal López, referente kirchnerista, imputado  en varias causas por corrupción. Empresario múltiple, juegos de azar. Actualmente preso.

Fútbol, política, farándula y Medios masivos. Un <cóctel< que dá para todo.

(*) Columnista de la Agencia Télam, La Señal Medios y Libre Expresión