Montenegro se cansó de los manejos poco claros de Arroyo

Denunció una “situación compleja” y aclaró que, como están los números, “no se pueden pagar los sueldos de diciembre”. “No se pueden afrontar los compromisos asumidos”.

“Pedimos mucha responsabilidad. No se vio con el tratamiento del presupuesto. Se pide una prórroga de 10 días no para interactuar con alguien de nuestro equipo. Nosotros queríamos un mes y medio”, señaló hoy Guillermo Montenegro en lo que se consideró una respuesta a la decisión del intendente de suspender el encuentro previsto entre ambos para este mediodía.

Montenegro sostuvo que Arroyo pidió la prórroga para presentar el presupuesto 2020 sin intención alguna de consultar al equipo entrante, como hubiera sido “lo natural, lo lógico y lo habitual”. “No somos consultados ninguno de nosotros y  se está generando una complicación con los marplatenses” denunció.

Carlos Arroyo anunció hoy que su hijo Guillermo será el “coordinador” de la transición y el intendente electo criticó esa designación al asegurar que “no había visto nunca que el interlocutor fuera un legislador”. “No tiene las herramientas para llevar adelante la transición”, acotó.

Y lo que aparecía como un cambio de mandato que iba a transcurrir ordenadamente entra ahora en un terreno de tirantez y enfrentamiento que parece más compatible con el fin de mandato de un hombre que solo supo encontrar en la pelea la razón de ser de un gobierno que se va entre el rechazo de la sociedad y el descrédito de sus integrantes.

Un final triste…pero previsible.