A 12 años del sueño olímpico que persiguió Curuchet por más de dos décadas

Aquel 19 de agosto durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, el ciclista marplatense cerraba su carrera deportiva a los 43 años con la obtención de la preciada medalla de oro que buscó desde Los Ángeles ´84.

Seis Juegos Olímpicos tuvieron que pasar para que Juan Curuchet pudiera hacer realidad ese anhelo que lo desveló durante 24 años.  En Atenas 2004 sentía íntimamente que podía subir al podio olímpico porque llegaba afilado como Campeón Mundial en Pista ese año, pero ese día no pudo ser y ahí mismo empezó la preparación mental para lo que iba a ser su última chance cuatro años después.

El ganador de dos medallas de plata y ocho medallas de bronce en Campeonatos Mundiales quería cerrar su carrera a lo grande en Beijing 2008 y la única manera de hacerlo era volver de China con una medalla. Con ese objetivo, Juan Curuchet y su compañero Walter Pérez se pusieron en manos del entrenador italiano Giovanni Lombardi, el gran estratega que diseñó el camino hacia el oro olímpico.

La meticulosa preparación llevó a los competidores a esconder todo su potencial en los meses previos durante el calendario internacional para mostrar un nivel de 7 puntos en esa etapa para llegar al máximo el «Día D» y dar la sorpresa durante los Juegos de Beijing. Y así fue. Nadie los tenía en cuenta como verdaderos candidatos al podio. Mucho menos Curuchet que a los 43 años se sabía que iba a despedirse durante ese torneo.

Sin embargo, el mismo Lombardi estaba tan convencido de su estrategia que el día anterior contó en Radio Brisas que la dupla argentina estaba para hacer historia y lograr grandes cosas. Su optimismo no era infundado. Estaba basado en una detallada planificación cuyo recorrido ya había sido transitado. Solo quedaba salir a la pista y cumplir con la última parte del plan.

Hace 12 años, aquella mañana de Argentina a primera hora (a la tarde, hora de China), la periodista Florencia Cordero, enviada especial de Radio Brisas a Beijing, narró lo ocurrido desde el Velódromo Lahosan con la palabra de Juan Curuchet en vivo recién consagrado como campeón olímpico y siendo protagonista del logro más importante para el deporte de Mar del Plata.

Audio Radio Brisas (19 de agosto de 2008):