A estos boteros les fue peor que a los «33 Orientales»

Una patrulla de la Prefectura Nacional Naval de la República Oriental del Uruguay detuvo a varias personas que cruzaron clandestinamente el río Uruguay desde la República Argentina.

Los Treinta y Tres Orientales es el nombre con el que se conoce a los hombres liderados por Juan Antonio Lavalleja y Manuel Oribe que, en 1825, emprendieron una insurrección para reincorporar la Banda Oriental a las Provincias Unidas del Río de la Plata.

El 19 de abril de 1825 una avanzada de la expedición al mando de Manuel Oribe embarcó en el puerto bonaerense de San Isidro, la épica hazaña inició en la localidad hoy llamada Beccar y desembarcó en una isla del Brazo Largo del río Paraná. Pocos días después se reuniría con Lavalleja e iniciarían su derrotero en tierras charrúas: la expedición como tal había resultado un éxito.

Muchos años después cinco argentinos, también embarcado en nuestras costas, pretendieron llegar subrepticiamente al Uruguay -seguramente con fines menos patrióticos- pero no tuvieron la misma suerte de los «33».

En el marco de la ley de patrullaje fronterizo, una patrulla de la Prefectura Nacional Naval de la República Oriental del Uruguay detuvo a varias personas que cruzaron clandestinamente el río Uruguay desde la República Argentina, quienes pretendían ingresar ilegalmente al país vecino.

Mientras se sustancian las investigaciones, se dio a conocer que tres personas llegaron en un bote hasta a la altura del kilómetro 12 del Río Uruguay.

Al acercarse a territorio uruguayo arrojaron tres bolsos con sus pertenencias a la orilla, desembarcaron y comenzaron a correr.

Según informó Telenoche 4, otras dos personas intentaron zarpar rápidamente, pero fueron interceptadas.

Los dos pasajeros no tenían ningún tipo de identificación.

Por su parte, las dos personas que llegaron a Uruguay en la embarcación, dos hombres y una mujer, fueron encontradas caminando por la costa, a la altura de la Playa de la Agraciada, en Soriano.

La Prefectura les consultó de dónde venían y ellos respondieron que habían llegado desde la Argentina, informa el sitio uruguayo icndiario.com

Dos de ellos mostraron sus documentos del vecino país, mientras que el otro tenía documentación uruguaya.

Los tres indicaron que iban a Montevideo por razones familiares, por lo que los efectivos se contactaron con el Ministerio de Salud Pública y se dio pase a Fiscalía, que dispuso la incautación de la lancha y las pertenencias de los involucrados.

Los detenidos permanecerán en cuarentena hasta ver los resultados de los hisopados y no se ha informado si serán devueltos a la Argentina.