A fojas cero: cinco años después el Caso Gianelli irá a nuevo juicio

La Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires confirmó que la docente Analía Schwartz deberá someterse nuevamente a un juicio por los casos de abuso sexual.

De este modo, el máximo órgano judicial bonaerense respaldó el fallo del Tribunal de Casación que en febrero de este año había anulado el fallo absolutorio de primera instancia y ordenado la celebración de un nuevo debate oral y público.

Con la firma de Eduardo Pettigiani, Eduardo De Lazzari, Héctor Negri, Daniel Soria, Luis Genoud e Hild Kogan, la Suprema Corte rechazó el planteo realizado por la defensa de Schwartz, que había recurrido la decisión de realizar un nuevo juicio.

En su fallo, la Suprema Corte señaló que “el 10 de mayo la sala V del Tribunal de Casación Penal declaró admisible el recurso extraordinario de inaplicabilidad de la ley presentado por las defensoras de Analía Schwartz, Patricia Perelló y Noelia Agüero contra lo que fue el fallo de ese mismo tribunal meses atrás”. Entonces, Casación había hecho lugar a los pedidos del Ministerio Público Fiscal y los representantes de los particulares damnificados al anular parcialmente la sentencia dictada por el Tribunal en lo Criminal N°1 que absolvió a Schwartz dispuso un nuevo juicio.

“Se disponga la realización de un nuevo juicio y se asegure la imparcialidad de los jueces”, decía el fallo de la Sala V firmado por Jorge Celesia y Fernando Manzini. La resolución indicaba que 3 de los casos por corrupción de menores habían sido bien fallados por el Tribunal N°1 de Mar del Plata pero que otros 31 casos, 9 de ellos de abuso sexual, estaban mal y debían volver a ser juzgados con jueces nuevos.

Esa decisión fue tildada por Perelló de “sorpresiva” y que se “pide un nuevo juicio para que otros jueces decidan lo mismo, porque esto es muy claro”.

Por ese motivo, presentaron un recurso extraordinario de inaplicabilidad de la ley ante la Suprema Corte ya que entendían que un nuevo juicio constituye un “perjuicio actual e inminante de ser sometida a una doble persecución penal”. Y fundamentaron además que la decisión de Casación anula “un fallo unánime absolutorio, lo que la torna arbitraria y por ende violatoria de las garantías constitucionales”.

Sin embargo, la Suprema Corte valoró el carácter de no definitiva de la sentencia de casación (“la anulación del fallo y el reenvío dispuesto no ponen fin a la causa ni imposibilitan su continuación”) para justificar su resolución de declarar mal concedido el recurso extraordinario de la defensa y mantener la medida de Casación.

Desde el estudio Perelló confirmaron que apelarán a la Corte Suprema de la Nación, sin embargo, la resolución de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires ya no puede ser modificada y el nuevo juicio es obligatorio.

El caso de los presuntos abusos sexuales en el Colegio Gianelli inició su sinuoso recorrido el 7 de septiembre de 2013, cuando un grupo de padres del centro educativo ubicado en la avenida Fortunato de la Plaza se presentaron en la Comisaría de la Mujer para denunciar a la docente Schwartz. Contaban entonces con la información que sus hijos, alumnos del jardín de infantes de la institución, les referían juegos en la hora de música, quita de prendas de vestir, “secretos”, llevaron a los padres a formarse la idea de que sus hijos eran abusados.

Con la trascendencia del caso, se sumaron varias denuncias, incluso de otro colegio en el que también daba clases Schwartz, por lo que el fiscal Fernando Castro inició un expediente judicial con alto nivel de exposición y polémica.

Casi un año después el fiscal logró imputar a la docente y en el año 2017 se llegó a un juicio en el Tribunal N°1 integrado por los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale. El 16 de mayo de 2017, tras varias semanas de debate, el Tribunal rechazó las imputaciones y absolvió de forma unánime