Ahora nadie se anima a dar una fecha para el regreso del tren

El ministro Guillermo Dietrich, describió los inconvenientes que están demoraron el restablecimiento del servicio de trenes entre Mar del Plata y Buenos Aires.”No hay fecha” dijo.

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, describió los múltiples inconvenientes que están demoraron el restablecimiento del servicio de trenes entre Mar del Plata y Buenos Aires y aseguró que el gobierno continúa trabajando para dar una respuesta en el menor plazo posible.

Sin embargo el funcionario prefirió no mencionar fechas. “No me quiero comprometer con plazos”, afirmó al ser consultado sobre cuándo podría reanudarse el servicio, suspendido desde agosto de 2015.

“Lo que tenemos que tener es un tren que funcione con tiempos de viajes adecuados para unir a Mar del Plata con Buenos Aires con la seguridad necesaria”, le dijo a la prensa tras participar del encuentro anual de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) que se desarrolla en la ciudad.

“Seguimos trabajando”, aseguró Dietrich, precisando que las pruebas realizadas meses atrás para tratar de restablecer el servicio dejaron expuestas diversas dificultades.

“Cuando hicimos la marcha blanca, que es la prueba inicial, una vez hecha la mayoría de las obras, detectamos que hubo una parte de obras no planificadas por el gobierno anterior que estaban con mucho deterioro. Los tiempos de viaje eran altísimos ya que superaban las 8 horas”, señaló.

Según el funcionario esta semana se llevó a cabo una “reunión de seguimiento” durante la cual el tema fue analizado para evaluar el resultado de las mejoras ya realizadas, la evolución “de las obras que se están terminando” y considerar cómo actuar en sectores “donde no había otra obras”, también necesarias.

Según dijo, en el ramal “hay problemas de todo tipo”. A modo de ejemplo mencionó el hecho de que “durante el gobierno anterior” fueron instalados durmientes de hormigón sin que se esperara la finalización de “su tiempo de secado” lo que provocó que miles de ellos sufrieran “fisuras”.

“Tuvimos que arreglar el problema para que la empresa los reemplazara a su costo y también hubo problemas legales con el gobierno anterior. Son complejidades difíciles de resumir en una sola cosa, pero seguimos trabajando en el tema“, afirmó el ministro.