Aislamiento: Fuerte puja entre el municipio y la provincia

RedacciónMientras desde el área de salud local se afirma que «la circulación comunitaria del virus está muy lejos» desde La Plata anuncian que se podría volver atrás en la fase de aislamiento.

La subsecretaria de Gestión de la Información del Ministerio de Salud bonaerense, Leticia Ceriani, calificó de “compleja” la situación sanitaria de Mar del Plata y no descartó que el lunes, cuando la Provincia anuncie en qué fase del aislamiento se encuentra cada municipio, retroceda a la 3.

Mientras en la ciudad, la Secretaria de Salud del municipio Viviana Bernabei afirmó esta mañana que «Mar del Plata está “bastante lejos” de tener transmisión comunitaria, por lo que si se toma en cuanta ese criterio no debería retroceder a la fase 3 del aislamiento. Recordó que la Dirección de Epidemiología de la provincia de Buenos Aires tiene en cuenta que una localidad está en fase de transmisión comunitaria “cuando el 60% de los casos positivos no tienen nexo” y que Mar del Plata hoy tiene el 10% de los casos positivos sin nexo.

Tal vez como nunca antes se nota un fuerte choque de criterios entre ambas jurisdicciones. Mientras desde La Plata se está pensando seriamente en anunciar aquel retroceso de fase, en nuestra ciudad se cree que tal decisión podría tener más motivaciones políticas que científicas. Los elogios que el presidente Alberto Fernández reitera en cada ocasión en la que se refiere al intendente Guillermo Montenegro no serían ajenos a esta decisión.

Sin embargo también toma fuerza por estas horas la versión de que un mayor encierro local serviría para atrasar el ritmo de contagios -que ciertamente no parecen por ahora representar esa circulación comunitaria- y ello permitiría al gobierno de Axel Kicillof disponer de un reservorio de camas COVID en el nuevo Hospital Modular. Es consciente, y así se lo hizo saber su propio ministro de salud, de que no más allá del 15 de agosto puede surgir una situación de colapso en el área del AMBA y Mar del Plata aparece como una alternativa para el caso de una saturación del sistema.

Hasta no hace mucho la propia Ceriani descartaba tal posibilidad basándose en el riesgo de trasladar pacientes a una ciudad sin circulación comunitaria. ¿Qué ocurre ahora cuando, según su mirada, esa situación puede haber cambiado en Mar del Plata?.

Las próximas horas serán fundamentales para saber que ocurrirá con la ciudad a partir del próximo lunes.