Alberto Fernández: cuando el silencio «es salud»

El presidente repitió sin pensar uno de los tantos mitos urbanos que corren con respecto al coronavirus. Una actitud poco seria que deberá revisar para evitar un peligroso mal ejemplo.

En los últimos días circuló en redes sociales y en algunos medios la información de que las bebidas calientes eran eficaces para combatir el coronavirus. El presidente Alberto Fernández recogió esta versión y la replicó en una entrevista.

“La Organización Mundial de la Salud, entre otras cosas, recomienda que uno tome muchas bebidas calientes porque el calor mata el virus”, aseguró al analizar el avance de la pandemia. Sin embargo, los especialistas contradicen esta indicación y aclararon que no existe ningún consejo de la OMS en ese sentido.

“No existe ninguna información científica que compruebe que tomar bebidas calientes tenga algún tipo de efecto sobre el coronavirus. No hay ningún estudio que indique que las medidas calientes previenen o tienen algún efecto sobre el COVID-19″, aseguró la infectóloga Isabel Casetti.

Según precisó, la población debería guiarse únicamente por documentos científicos y por la información que difundió el Ministerio de Salud, donde hay pautas precisas sobre cuáles son las medidas de prevención aconsejadas para evitar el contagio de la enfermedad que nació en China y mantiene en vilo a gran parte del planeta.

Cuidado entonces: se espera de la primera magistratura nacional la prudencia y seriedad necesarios para tan alta investidura. Dar consejos acerca de cuestiones tan delicadas como la salud habla de un evaluación equivocada que roza la irresponsabilidad personal y funcional.

Ojalá Alberto haya aprendido la lección y el abordaje responsable acompañe de aquí en más su aparición en este tema que aqueja a la humanidad.