Alberto Fernández: «no dije lo que dije, ni lo volvería a decir»

Ratificó ante el juez que siempre fue crítico de la firma del memorándum con Irán por el atentado a la AMIA, pero dijo que sus dichos fueron una «opinión» sobre una decisión política no judicializable.

«Es de público y notorio conocimiento que siempre fui crítico de la decisión del Memorandum», sostuvo Fernández en su declaración como testigo en el juzgado de Claudio Bonadio, quien lo citó a raíz de dichos en una entrevista periodística el 26 de febrero de 2015.

En su declaración, a la que accedió Télam, explicó que sus dichos fueron una «opinión» y tuvieron que ver «con el momento en que el juez (Daniel) Rafecas desestimó la denuncia».

También «por cosas» que le había trasmitido «el Dr. (Alberto) Nisman previo a su muerte», agregó en relación al fallecido ex titular de la Unidad Fiscal AMIA, quien denunció a la ex presidenta y actual compañera de fórmula de Fernández, Cristina Kirchner, por supuesto «encubrimiento agravado».

«Lo que hice allí, y en la entrevista televisiva, fue un paralelo entre el derecho penal y el cuestionamiento político aplicando lógicas del derecho penal al cuestionamiento político», explicó.

También dijo que «si el tribunal quisiera conocer las veces que dije que esta era una cuestión política y no judiciable, sólo debería recurrir a los archivos de la televisión de la radio y demás medios escritos».

«Veo que al tribunal le sigue interesando mi opinión y no lo que puedo saber como testigo, y aclaró que no soy un perito sino una persona que opina, más allá de ser abogado y profesor», sostuvo.

La denuncia de Nisman «merecía un mínimo análisis, porque allí se imputaban a la presidenta de la Nación delitos gravísimos, como el encubrimiento y la traición a la Patria».

«Que semejantes imputaciones, a mi juicio, hacían necesario una investigación y no un rechazo in limine fundado en cuestiones de análisis dogmático», agregó en la declaración.

Sus críticas, concluyó, «estuvieron en el terreno de lo político y nunca de lo jurídico».

El precandidato criticó el pedido de la querella de familiares de víctimas, a cargo del abogado Tomás Farini Duggan, por solicitar su citación a Bonadio.

Fernández declaró como testigo, en una audiencia que duró 50 minutos y en la que no estuvo el magistrado; habló ante un empleado y el fiscal del caso, Eduardo Taiano.