Aldosivi se quedó sin ideas ante Newell´s

En su primer partido de primera división como local, el conjunto marplatense cayó ante Newell´s por 1 a 0 con gol de Maxi Rodríguez.

Newell’s venció a Aldosivi en Mar del Plata por 1 a 0 con un gol convertido por Maxi Rodríguez a los 10′ minutos del segundo tiempo, tras una gran jugada de Víctor Figueroa. Los del Tolo Gallego no jugaron un gran partido, pero superaron sin inconvenientes al local en el José María Minella.

La primera mitad resultó bastante aburrida y con pocas llegadas a los arcos. Newell’s no se lo propuso y Aldosivi no pudo.

A pocos minutos del inicio Scocco tuvo un mano a mano, pero el arquero local le ganó en casi la única llegada que el conjunto rojinegro tuvo en la primera mitad. El Tiburón respondía con pelotazos para sus delanteros, bien controlados por la defensa rojinegra.

Casco y Figueroa no se mostraban como salida, Maxi <que llegó con lo justo> se mostró falto de ritmo, Casco no pasó casi nunca y Cáceres parece jugar con el freno de mano puesto. Así Scocco muy aislado no pudo repetir lo de los primeros minutos y La Lepra casi no volvió a verle la cara a Campodónico en la pimera mitad, que terminó sin goles.

En la segunda mitad, los veteranos jugadores locales sintieron el ritmo del partido, Newell’s empezó a apoderarse de la pelota y de a poco se fue arrimando al arco contrario. A los 10′, Figueroa robó en la mitad de la cancha, la manejó hasta el área rival, y cedió para La Fiera, que se acomodó y de zurda puso el 1 a 0.

Lequi se perdió el empate de cabeza y el marplatense Diego Lagos, ex Central, saltó a la cancha para buscar algo de fútbol, que el equipo de Teté no tenía. Al rato Carranza pudo igualar, pero su remate se fue desviado. Las limitaciones del local y el repliegue rojinegro, tornaron el partido en monótono, y aburrido.

Los del Tolo pusieron el partido en el freezer, y el local no tenía con que molestar. Los minutos fueron pasando y Newell’s no pasó sobresaltos,más allá de la arremetida final.

El conjunto rosarino había llegado a la ciudad feliz para recuperar la sonrisa y lo consiguió, jugando poquito, pero superando al local con apenas una jugada bien elaborada, se trajo tres puntos con justicia.