Alvarado lo ganaba hasta el final y en 5′ se quedó sin nada

Tenía la clasificación en el bolsillo Alvarado. Pero faltando pocos minutos un penal y un gol polémico lo dejaron sin nada y con la necesidad de ganar en el Minella. Gran primer tiempo del Torito.

Porque había hecho los déberes, entendió desde lo táctico cómo tenía que jugar el partido, lo llevó a Chaco For Ever a repetirse y lo mantuvo lejos del área de Rago, lo sostuvo y lo ganaba 1 a 0 desde la corrida de Molina y la definición de Erviti a los 10′ del primer tiempo. Pero cuando se acercaba el final y el local no tenía ideas ni claridad para acercarse al empate, Rodrigo Rivero inventó un penal a los 40′ (Villalba Fretes lo convirtió) y a los 48′ dejó pasar una clara mano de De Souza en el comienzo de la jugada que terminó con el cabezazo de Magno y el 2 a 1 para los chaqueños. La revancha, será el próximo domingo en el Minella.
El planteo de Alvarado en la etapa inicial fue perfecto. Por momentos sufrió, lógico, pero se jugó siempre a lo que propuso el “torito”, obligando a Chaco For Ever a buscar mucho por arriba donde se hacen fuertes los defensores marplatenses, mucho más con Martín Quiles en el lateral derecho. También es cierto que todo podría haber cambiado si en la primera, a los 2′, Magno le podía dar mayor potencia al remate que sacó desde el borde del área y que controló bien sobre su izquierda Juan Francisco Rago. Y tampoco hay que dejar pasar, que el tempranero gol de Walter Erviti, a los 10′, le facilitó las cosas a los de Mauricio Giganti y generó aún más obligaciones al dueño de casa. La presión alta dio resultado, Francisco Molina recuperó una pelota por izquierda y aceleró, quedó en superioridad, parecía que la había abierto demasiado pero el de Miramar tuvo lucidez para sacar el pase atrás para la entrada del “10” que, con los ojos abiertos, se llenó el pie para ponerla contra el palo izquierdo de Canuto y sellar el 1 a 0.
El equipo local mostró todo el tiempo querer tener la iniciativa pero no tuvo demasiadas ideas a la hora de atacar. Gómez mostró que tenía estudiado a Rago porque cuando robó en la mitad de la cancha se animó y buscó el arco pero la tiró apenas afuera. Con la ventaja, estaba más tranquilo Alvarado y se dedicó a manejar la pelota cada vez que pudo. Cuando no, se puso el overol y defendió, con los once, con Susvielles y Erviti presionando desde bien arriba, el medio batallando y los defensores sacando todo lo que llegaba. El último paso era Rago, dando garantías con su seguridad. La más clara de Chaco For Ever fue a los 20′, cuando un centro al segundo palo fue bajado hacia dentro y Diego Magno, increíblemente, le erró al arco cuando era la igualdad. El resto de la etapa, fue con mayor posesión del local, pero el “torito” firme, sólido, se encargó de desactivar los avances albinegros y estuvo más cerca del segundo que Chaco de la igualdad. A los 34′, un saque largo del arquero encontró a Susvielles pivoteando de forma perfecta para Erviti que no pudo definir cómodo de derecha, tenía muy cerca a Canuto que tapó con el pecho y, en el rebote, Marcos Litre la tiró apenas arriba del ángulo derecho. La única mala, fue que debió salir Francisco Molina (de buen primer tiempo) por un fuerte dolor en el codo, y en su lugar ingresó César Cocchi.
En el complemento la tónica siguió siendo la misma. Quizá la posesión fue mayor para Chaco For Ever, pero Alvarado no pasó sobresaltos en casi ningún momento, estuvo siempre bien parado y el local no tuvo ideas para poder llegar hasta el área de Rago, salvo por pelotazos o envíos largos que fueron siempre bien resueltos por los centrales y el arquero. La salida de Palisi por una lesión, no modificó el esquema porque entró Caro para acompañar a Cocchi en la recuperación. El ingreso de Gautier por un extenuado Erviti, partió el equipo y quedó con un claro 4-4-2, sólido y expectante a alguna contra para liquidarlo.
Tuvo chances el “torito” de definirlo de contra ataque pero le faltó la puntada final, llegó con poca gente y se sentía el gran desgaste que se estaba haciendo. Así y todo, el trabajo no tenía fisuras, en ningún momento el conjunto de Medero logró poner un hombre de cara a “Panchito” Rago y siempre apostó a alguna pelota suelta para buscar el empate. La expulsión de Ramírez, inevitable al cometer una dura infracción ya amonestado, pareció empezar a cerrar el partido. Pero Rodrigo Rivero, que durante toda la tarde había inclinado la cancha con todas las divididas y condicionando con tarjetas, se tenía preparado un mazazo para Alvarado. A los 40′, cuando Chaco ya no podía pensar e iba como podía, De Souza metió un pase para Magno que buscó pasar entre Quiles y Paulucci y apenas los sintió cerca se tiró de cabeza, para que el santiagueño marque el punto penal ante el asombro de todos. A Villalba Fretes poco le importó, canjeó por gol con un remate fuerte al medio del arco y el local se llevaba un empate impensado a esa altura.
Alvarado intentó de mantenerse tranquilo y sabía que el resultado no terminaba de ser malo para la revancha. Entonces, siguió marcando y atacando cuando pudo para ir por el triunfo. Sin embargo, a los 47′, le cobraron una falta a Litre cerca del área rival, metieron el cambio de frente para De Souza que estaba sobre la línea y cuando se le iba estiró el brazo, Rivero dejó seguir y, el exDefensores de Belgrano sacó el centro al segundo palo para Diego Magno que le ganó de arriba a los centrales, venció a Rago y selló el 2 a 1 letal para Chaco For Ever que estaba “muerto” y lo revivieron. Quedan 90′, queda mucha bronca en Alvarado, queda la revancha en el Minella donde el “torito” intentará darle justicia a una serie que en la ida, de eso no tuvo nada.
Síntesis
Chaco For Ever (2): Gastón Canuto; Jesús Calderón, Marcos Cabrera, Pablo Russo y Edgardo Díaz; Oscar Gómez y Osvaldo Ramírez; Diego Magno, Sebastián Sciorilli y Walter De Souza; Lucas Rivero. DT: Luis Medero.
Cambios: ST 18′ Wilson Moreno por Gómez, 26′ Pablo Villalba Fretes por Rivero y 33′ Leandro Alzugaray por Sciorilli.
Alvarado (1): Juan Francisco Rago; Martín Quiles, Federico Paulucci, Gastón Martínez y Tomás Mantia; Martín Palisi y Ezequiel Riera; Marcos Litre, Walter Erviti y Francisco Molina; Joaquín Susvielles. DT: Mauricio Giganti.
Cambios: PT 34′ César Cocchi por Molina; ST 5′ Matías Caro por Palisi y 18′ Hernán Gautier por Erviti.
Goles: PT 10′ Erviti (A); ST 40 Villalba Fretes, de penal (CFE) y 47′ Magno (CFE)
Incidencias: 30′ expulsado Ramírez (CFE).
Árbitro: Rodrigo Rivero, de Santiago del Estero.
Estadio: “Juan Alberto García”.
Resto de los playoffs
Deportivo Madryn 2 – Unión de Sunchales
Gimnasia y Tiro 2 – Sportivo Belgrano 1 (parcial)
Sarmiento (Resistencia) 0 – Crucero del Norte 1 (parcial)