Ariel Ciano repudió la actitud de Arroyo con los clubes locales

 “Pareciera que Arroyo está en contra de los clubes de Mar del Plata y el deporte” dijo el concejal del Frente Renovador y presidente de la Comisión de Deportes del Concejo Deliberante.

“Para cualquier club, minutos antes de iniciar un partido, recibir una notificación de este tipo da cuenta del nivel de improvisación con el que se está gobernando e incluso, la falta de sentido común para con quienes no solo promueven el deporte sino que también nos representan en el país como destino”, dijo el dirigente del Frente Renovador, Ariel Ciano, apenas conocida la medida que dejó perplejos a Quilmes y Peñarol por no poder pintar con los típicos avisos publicitarios el piso del estadio Polideportivo. “Pareciera que Arroyo está en contra de los clubes de Mar del Plata y el deporte”, señaló.
“Si bien en este caso lleva la firma de uno de sus funcionarios, el ingeniero Santiago Camilión, Sin dudas, esta es una vez más una decisión del Intendente Arroyo, que es quien dirige los destinos de Mar del Plata y así estamos”, agregó Ciano quien no salía de su asombro por lo inusual de la medida. “Esto es en contra de los los clubes de la ciudad y de todos los que tomamos al deporte como formación de valores o como medio de vida y de los espacios donde las familias eligen reunirse para compartir la vida en sociedad”, dijo.
Ciano es además vicepresidente del Club Atlético Kimberley, lo que hace que conozca desde adentro lo que implica la difícil tarea que implica actualmente sostener una institución. “Como si no bastaran los tarifazos, ahora clubes como Quilmes o Peñarol que nos representan en el país, no pueden hacer uso de la publicidad, siendo además que la Ordenanza Nº 21481 que crea el “Programa de  Apoyo al Deporte”,  en su Artículo 8º.-  las entidades deportivas quedarán exentas del pago de los derechos por Publicidad y Propaganda”.
La dirigencia del Club Peñarol recibió una nota a través de la cual la Dirección General de Infraestructura de la Municipalidad les informaba que quedaba prohibido desde ese momento “la colocación de todo tipo de publicidad en el campo de juego del Polideportivo Islas Malvinas”.