“Arroyada”: a un año de inaugurado cierran centro de contención

El Paraje San Francisco fue pensado para contener gente en situación de calle y con adicciones. Tras una rimbombante inauguración el Ejecutivo se desentendió y ya fue cerrado.

“Es un orgullo para Mar del Plata decir que contamos con este lugar, que está a la altura de los mejores países del mundo”. Era 14 de abril de 2018 y el intendente Carlos Arroyo inauguraba el Paraje San Francisco, destinado a ofrecer una atención integral a las personas en situación de calle que, a su vez, tuvieran algún tipo de adicción a las drogas. Sin embargo, a exactamente a un año de ese acto, el Paraje se encuentra vacío: en diciembre el Ejecutivo no llegó a un acuerdo económico con la ONG que aportaba los profesionales para el abordaje de la problemática.

La iniciativa se concretó a través de una acción conjunta entre la Secretaría de Desarrollo Social y la ONG Posada del Inti, que se dedica a la prevención y asistencia por el consumo de drogas y fue la encargada de trabajar los consumos problemáticos de quienes ingresaban, siempre y cuando ellos acepten participar del tratamiento.

Sin embargo, lo inaugurado el año pasado no era más que una prueba piloto, que tenía fecha de revisión y balance en diciembre, es decir, unos ocho meses después de su apertura. El contrato firmado, a su vez, consistía en un “presupuesto ajustado” porque, según señaló Fabián Messina, director de la Posada del Inti, el deseo era hacerlo “por sobre todas las cosas”.

“Nadie pensó que iba a pasar lo que pasó con la inflación, por lo que en la reunión se habló de ajustar la partida destinada al desarrollo del programa”, señaló, en diálogo con LA CAPITAL.

En este sentido, y pese a que el balance de la parte operativa fue más que positivo (unas 32 personas pidieron entrar en un tratamiento en la ong o en el sistema municipal de adicciones), el arreglo económico no se dio, y no hubo otra alternativa que dar por finalizado el proyecto.

“Lamentablemente se tuvo que cerrar, después de haber trabajado muy bien con Municipio y Provincia, y de manera muy coordinada con Cerca de Noche, la iniciativa que está en Plaza Rocha y asiste a la gente en situación de calle”, indicó Messina.

Y agregó: “Yo no tengo injerencia en las razones y cómo se debe manejar el presupuesto, sólo me queda agradecer por los meses de trabajo y quedar atento en todo aquellos que podamos colaborar como institución”.

Messina evitó hacer pronunciamiento políticos al respecto, aunque lamentó que se deje sin efecto el proyecto que consistía en transformar un parador en un dispositivo de salud.

 

“No pertenezco a ningún ejecutivo, ni local y provincial, pertenezco a una ong del tercer sector que, de alguna u otra manera, piensa que cuando nos acercamos (al Estado) intentamos colaborar. Mi ideal es trabajar de manera coordinada con el Estado, por lo que tenía muchísimas ganas de que este proyecto avanzara, porque considero que es la salida de muchas situaciones y la manera de llegar a un objetivo”, indicó.

En este sentido, Messina se mostró esperanzado con la posibilidad de que este tipo de iniciativas se repliquen en el futuro. “No importa quién tenga la responsabilidad para que estos proyectos avancen, tampoco importa si lo hacen con Posada del Inti o el Faro o cualquier institución capacitada en la materia. Solo espero que lo hagan, porque funciona y es necesaria”.

Sobre Posada del Inti

Posada del Inti tiene 18 años de trabajo en la ciudad, abordando la compleja tarea de asistir a quienes desean recuperarse de las adicciones en la ciudad. Actualmente, la entidad cuenta con un centro ambulatorio, ubicado en Córdoba y 9 Julio, y dos espacios en el barrio Las Dalias y Antártida Argentina. En total trabajan con 180 personas, la mayoría en situaciones de vulnerabilidad social, y son atendidos por los casi 70 profesionales capacitados para asistir en diferentes tratamientos.