Arroyo suspendió una nueva reunión con Montenegro

A solo minutos de la hora señalada el jefe comunal comunicó a su electo sucesor que el encuentro previsto para este mediodía quedará para otra oportunidad.

La reunión estaba acordada hace cinco días. El intendente Carlos Arroyo y el ganador de las elecciones generales, Guillermo Montenegro, se iban a ver las caras por segunda vez en ocho días. El encuentro, previsto para las 12, prometía un mayor tenor político que el del lunes posterior a los comicios, meramente protocolar y para la foto. Pero un mensaje de whatsapp de una secretaria del jefe comunal 40 minutos antes alteró los planes y la cita fue levantada. El argumento: problemas de agenda.

En el entorno de Montenegro se mostraron molestos. Y dudaron acerca de si la reunión se va a concretar. Lo cierto es que la decisión podría estar vinculada al disgusto que hombres cercanos al dirigente de Juntos por el Cambio transmitieron en los últimos días por la deriva de la comuna. Sobre todo, por los nombramientos que se están produciendo en la municipalidad a poco más de un mes del cambio de mando. También hay diferencias sobre al presupuesto municipal 2020. Arroyo pidió una prórroga de 15 días para presentarlo y Montenegro creía que había que solicitar más tiempo.

Ante este panorama, el ganador del domingo 27 prepara una conferencia de prensa para dar a conocer la situación de la comuna en la transición. Fue convocada para las 16.30 en el Torreón del Monje, donde Montenegro estará acompañado por el futuro secretario de Economía y Hacienda, Germán Blanco.

El gobierno municipal anunció a través de un comunicado que Arroyo encomendó a su hijo Guillermo Arroyo, presidente del bloque de Agrupación Atlántica en el Concejo Deliberante, la coordinación general de la transición.

“Asimismo, por razones de agenda, se está reprogramando el encuentro que el intendente Arroyo tenía previsto con Guillermo Montenegro en el día de hoy”, agregó.