Pese a la crisis algunos siguen apostando al trabajo

La empresa SPI Astilleros realizó la botadura de los buques poteros «Minta» y «Esperanza 909». Ambos buques fueron reparados en el Dique Flotante Mossdock 2000.

 

La empresa SPI Astilleros realizó la botadura de los buques poteros «Minta» y «Esperanza 909». Ambos buques fueron reparados en el Dique Flotante Mossdock 2000 donde los integrantes del área de producción de la industria local llevaron adelante diversas tareas de reparación y mantenimiento, mientras que el equipo de operaciones se encargó de las maniobras de halaje y botadura de ambas embarcaciones.

Cabe destacar que todo el proceso requiere de un gran trabajo de planificación y coordinación – con una precisión extrema – en el que se tienen en cuenta no solo los distintos trabajos a realizar en cada uno de los barcos, sino también diversos aspectos operativos y logísticos que, incluso, toman en cuenta un análisis pormenorizado de las mareas y las condiciones meteorológicas.

En todo el desarrollo de la obra participaron obreros navales, buzos e ingenieros, entre otros profesionales, quienes llevan adelante sus tareas cumplimentando una importante cantidad de normas de seguridad implementadas por la empresa a partir de la identificación y evaluación de los riesgos propios de la actividad que se complementan con Programas de Capacitación y Entrenamientos continuos.

Desde el astillero marplatense, que también cuenta con sedes en Campana y Caleta Paula, señalaron que «esta es una muestra más del trabajo codo a codo de las industria naval y pesquera, ejes del desarrollo y crecimiento económico de nuestro país».

SPI Astilleros recibió el certificado de calidad bajo normas ISO 9001:2015 otorgado por Bureau Veritas Certification (BVC) que acredita que la empresa local cumple con los estándares de calidad en los procesos para el servicio de reparaciones, alistamiento y transformaciones de buques, así como también de diseño y construcción de buques y artefactos navales.