Baja de las tasas: una paz “a medias” entre el gobierno y el BCRA

Sturzenegger bajó la tasa menos de lo esperado y da una señal de rebeldía a la Rosada. Se esperaba que el recorte fuera de 175 puntos básicos y solo bajó 75. Quedó en 28% anual.

Este martes el Banco Central (BCRA) resolvió bajar la tasa de interés de referencia de 28,75% a 28%, una reducción sustancialmente menor a la que esperaba el mercado, cuyas expectativas implicaban llevarla a 27%, que es la tasa que actualmente está pagando la autoridad monetaria por las Lebacs a 30 días.

El presidente del organismo monetario, Federico Sturzenegger, envió así una señal de rebeldía o falta de coordinación con las expectativas de la Casa Rosada, que en una tensa conferencia de prensa lo había obligado a convalidar un relajamiento de las metas de inflación para este año, en lo que no fue otra cosa que una excusa para forzarlo a hacer lo que verdaderamente interesa al ala política del Gobierno: Una baja sustancial de las tasas.

Sturzenegger con la baja de este martes, tildada de “testimonial” en el mercado, dejó perplejo al mercado que ya había descontado su subordinación operativa a la Casa Rosada. “La baja tiene gusto a poco y parece una advertencia a la Rosada de que si los datos de la economía no vienen bien, no va a bajarla por más que se lo pidan”, evaluó en consulta con LPO un destacado operador financiero.