BOBOLANDIA

Por estas horas los medios locales, fiel imagen de lo que es esta Mar del Plata decadente, se “hacen los rulos” anunciando que la nuestra es la ciudad más segura ante un ataque nuclear coreano. No aprendemos más…

Los argentinos insistimos que nuestra soberanía radica en que cuando el mundo tenga sed nosotros tenemos los más grandes reservorios de agua del mundo. Creemos, como verdaderos estúpidos que somos desde el fondo de la historia, que cuando ello ocurra las potencias dejarán a sus ciudadanos morir deshidratados para respetar nuestra autodeterminación….

Frente a la crisis energética mundial nos frotamos las manos esperando el momento en el que el planeta deba recurrir a nuestras reservas y eso nos catapulte a la gloria. Imaginamos que las potencias mundiales se arrodillarán ante nosotros para que evitemos el frio en sus ciudades y alimentemos la luz en sus usinas…

Esperamos con entusiasmo aquel día en que la crisis alimentaria estalle en el mundo entero. Que lindo será ver a los poderosos suplicándonos que les vendamos los alimentos que necesitarán para evitar la hambruna…

Durante la Guerra de Malvinas era al revés: Mar del Plata era el objetivo estratégico de los ingleses porque tenía una base de submarinos (naves de 40 años, inútiles operativamente, con sistema mecánicos que eran detectados hasta por una radio a galena). Gran Bretaña nunca se enteró que existía una ciudad así llamada…ni le importó.

Ahora descubrimos que frente a un ataque nuclear de Corea del Norte somos el país más seguro del mundo. Imaginamos a norteamericanos, alemanes, rusos, británicos, canadienses, chinos, indios, pakistaníes y “andamais” entregándose a la destrucción y repitiendo “que pena no haber nacido allá”.

Me pregunto...¿podemos ser tan boludos?…¿o creer que los demás lo son?…