Brasil: la falta de políticas sanitarias los hace bolso-naro

Brasil superó las 100.000 muertes por coronavirus el sábado y los casos en el país ya son más de 3 millones, según las cifras más recientes del Ministerio de Salud del país.

El Ministerio informó que 100.477 personas han perdido la vida por casusa atribuidas al coronavirus y 3.012.412 se han infectado. En las últimas 24 horas, 905 personas murieron por el virus.

El día estuvo marcado por manifestaciones de solidaridad a los familiares de las víctimas y críticas al gobierno federal. Muchos usuarios de Twitter marcaron sus mensajes con el hashtag # 100thousanddeaths. En Río de Janeiro, la ONG Río de Paz puso un centenar de cruces en la arena y mostró un cartel que preguntaba: «¿Por qué somos los segundos en número de muertos?»

El jueves pasado, en un Facebook live, el presidente Jair Bolsonaro comentó sobre la cifra de muertes. “El número (de muertes por Covid-19) está llegando a cien mil. Vamos a seguir adelante con la vida y buscar la forma de salirnos de este problema”, dijo.

Desde que comenzó el brote, Bolsonaro ha minimizado la enfermedad, calificándola de «solo un poco de gripe» y promoviendo el uso del fármaco no probado de la hidroxicloroquina como tratamiento.

Casi el 25% de las muertes en Brasil son en el estado de São Paulo, que este sábado superó el umbral de las 25.000 muertes. En total, la Secretaría de Salud del Estado ha registrado 25.016 defunciones y 621.731 casos de la enfermedad.

No obstante, el estado continúa con su plan de reapertura y desde el jueves pueden abrir bares y restaurantes durante la noche en la capital paulista. Antes, podían estar abiertos hasta las 5 de la tarde. Sin embargo, el gobernador João Dória decidió posponer las clases presenciales para los estudiantes, señalando que «cualquier desliz puede ser fatal».

Luego de ver colapsar sus sistemas de salud en abril, los estados del norte registran una disminución en el número de fallecimientos, mientras que la presencia del virus crece en el sur y medio oeste del país, tras registrar menos casos al inicio de la pandemia.