Bronca en Provincia por quita local de fondos para patrullas

El jefe comunal sigue chocando su discurso épico con la realidad: ahora debió suspender el suministro de combustible para patrulleros. Es por falta de fondos para afrontar la obligación.

El secretario de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle, puso en revisión los convenios por los cuales el municipio aportaba desde hace más de una década una partida de combustible para los patrulleros de la provincia que prestan tareas en el distrito.

Esa decisión implicó la suspensión de la provisión a partir del jueves, reconoció  el secretario de Seguridad, Fernando Telpuk, quien puntualizó que se trató de una determinación “consensuada” con el Ministerio de Seguridad de la provincia.

“Es un tema puramente financiero. No es un tema de política de seguridad”, agregó Telpuk. En esa línea, subrayó que “es una decisión de Hacienda, no de Seguridad”.

El funcionario aseguró que los móviles policiales seguirán transitando las calles de Mar del Plata porque “tienen asignación de combustible por parte de la provincia”.“El municipio lo que hacía era reforzar esa partida, pero los convenios por los cuales se les estaba cargando combustible están todos vencidos desde hace mucho tiempo”, indicó el funcionario.

Sin embargo en las cercanías de Telpuk uno de sus principales colaboradores no podía ocultar la bronca: “Con la plata que se llevan anualmente el intendente y sus familiares se podría proveer de 20 lts. diarios del combustible más caro a 150 patrulleros los 365 días del año”.

Consultado Telpuk acerca de si la decisión no podía leerse como una falta de colaboración del municipio en materia de seguridad, comentó: “Entiendo que no porque nosotros estuvimos con el ministro el día martes en Cariló y las relaciones están muy bien”.

Sin embargo se supo esta tarde que en la oficina de Ritondo no podían creer que Arroyo buscara un recorte por ese lado, y en la puerta de la temporada. “Nos está buscando” decían, “y nos va a encontrar”.