Cambio de clima: los jueces ya no obedecen y liberan a López

RedacciónCantado; la caída en las encuestas del apoyo al gobierno y el crecimiento del rechazo a la gestión hizo “reflexionar” a los jueces que ya comenzaron a recoger el barrilete. Un clásico.

Los pestilentes engranajes de Comodoro Py volvieron a girar sobre si mismos y comenzaron a acomodarse sobre el aún tenue sol de un peronismo que renace más por errores del gobierno que por mérito propio. Y aunque todavía en la justicia nadie se atreve a sacar los pies del plato, existe un consenso general en el sentido de frenar aquella aceleración justiciera de los dos primeros años de macrismo y que amenazó con volverse torbellino tras las últimas elecciones.

Pero es que la economía se complicó, los tarifazos destruyeron las cuentas domésticas de la clase media, los ajustes en políticas sociales volvieron a las organizaciones piqueteras al frenesí callejero y la inflación se enseñoreo sobre cada uno de los argentinos como un cáncer que come todo a su paso.

En solo cuatro meses Mauricio Macri perdió 20 puntos de imagen positiva y su gobierno casi 30. Caída acompañada por ruidos muy fuertes de corrupción y el conocimiento de medidas filo legales que benefician los negocios del entorno y hasta de empresas directamente vinculadas al mandatario.

Emerge entonces un escenario que ya todos conocemos: la justicia vuelve a su exasperante lentitud y lo que era un huracán dirigido a acabar con el kirchnerismo y depositarlo destruido a los pies del gobierno se vuelve una tenue brisa que, en el mejor de los casos, resolverá ahora una de cal y una de arena para cada uno de los bandos en pugna. Al menos hasta que se defina la lucha por el poder y el humor de la gente.

No tenemos Poder Judicial; padecemos desde hace décadas las miserias y acomodos personales de cientos de privilegiados que entienden que en la Argentina los códigos a respetar son solo los del mandamás de turno.

Cristóbal y sus 8.000 millones de pesos robados a los ciudadanos -a ellos les retenía su impuesto a los combustibles- ya está en la calle. En pocos días será D’Elía el que vuelva a casa como su amigo Boudou. Zannini sabe que su libertad ya está firmada y que solo falta que se lo notifiquen.

Sólo Lázaro deberá esperar entre rejas, tal vez reunido con sus hijos, porque es él quien tiene guardado en algún lado lo que más se valora en Comodoro Py. ¿La ley y la justicia?…n0….la guita.

Los demás…tienen fueros y están tranquilos. Un país más que generoso.