Camila Argüelles, la francesa más argentina de la delegación nacional en Lima

Integra el equipo argentino de Tenis de Mesa y participó con la «albiceleste» de sus segundos Juegos Panamericanos. Es hija de argentinos exiliados en Francia durante la dictadura. Nunca vivió en Argentina pero dice, siente y vive como tal.   

En un viaje de paseo a la Argentina, el país de nacimiento de sus padres, la francesa Camila Argüelles empezó a contactarse con algunas personas que jugaban Tenis de Mesa, el deporte que ella practicaba en Francia, en una localidad cercana a París. Esos contactos iniciales la llevaron a competir en distintos torneos con excelentes resultados hasta llegar a la selección nacional.

Comprometida con la realidad política y social de Argentina, Camila sufre a la distancia los vaivenes del país y trata de alzar su voz desde su lugar a la hora de realizar acciones que reúnan a los compatriotas que están en tierras francesas por diferentes motivos. Siempre con el mate a mano, reconoce que en su casa en Francia siempre se vivió con idiosincracia argentina.

En el programa Un Lugar en el Mundo de Radio Brisas de Mar del Plata, la representante nacional en Tenis de Mesa, de profesión Doctora en Biología Celular y Desarrollo, habló de su particular historia en diálogo con la periodista Florencia Cordero en el marco de los Juegos Panamericanos de Lima 2019.