Caso Lucía: cruce de llamadas que generan nervios en el municipio

Un funcionario recibió el cadáver de Lucía y a sus asesinos en la sala de Playa Serena y otro se hizo cargo de la defensa de uno de ellos. ¿Casualidad?; cruces telefónicos dirían otra cosa.

Los peritajes realizados a los teléfonos de alguno de los imputados habrían dado como resultado sugestivos cruzamientos que podrían explicar porqué un funcionario municipal estaba en la sala de salud de Playa Serena y otro se hizo cargo en forma inmediata de la defensa del titular de la línea.

En ámbitos judiciales trascendieron los resultados de las pruebas realizadas y  que serán publicadas en pocos días. Las mismas darían cuenta de llamadas realizadas desde el celular de Juan Pablo Offidani al de un alto funcionario municipal y desde el de éste al del médico que se encontraba en la sala de salud al momento de llegar los imputados con Lucía.

En el lugar se encontraba de guardia el subsecretario de salud municipal, Pablo de la Colina, debido a que el médico de dicho centro barrial de salud había tenido un problema personal.

Pero cuando los investigadores observaron el resultado de ese peritaje telefónico no pudieron dejar de hacer centro en el hecho de que quien a las pocas horas se hace cargo de la defensa de Offidani es el Dr. Cristian Pradas quien es director general a cargo del programa ‘Control y Supervisión de los Servicios de Seguridad Privada‘, en la secretaría de Seguridad y Justicia comunal.

Hasta ahora se pensaba en la posibilidad de una casualidad, pero a partir de este momento se comenzaría a investigar el accionar de un funcionario muy cercano al intendente Arroyo que podría estar involucrado no ya en el crimen de Lucía pero si en las maniobras consecuentes para desviar la investigación.

Muchas preguntas sin respuesta pero otras tantas sospechas que comienzan a tener fundamento.