Cataluña: un lugar en el mundo que ya no será nunca el mismo

Tras el triunfo del Sí en el referéndum de secesión celebrado el domingo, Cataluña debate sobre cómo llevar a cabo un “paro” en rechazo de la represión sufrida por los independentistas.

Luego de la tensa jornada electoral, en la que la Guardia Civil reprimió a votantes bajo el argumento de que se trataba de una actividad ilegal, tanto el gobierno de Mariano Rajoy como el líder separatista Carles Puigdemont realizaron los pasos que consideran necesarios para reposicionarse en medio de la crisis.

Puigdemont pidió hoy “una mediación internacional” ante la violación de los derechos fundamentales y libertades de los catalanes, y la retirada de territorio catalán de todas las fuerzas policiales responsables de la represión.

“El momento aconseja mediación, y la mediación requiere la presencia de un tercero, y tiene que ser un actor internacional, para que sea eficaz”, afirmó Puigdemont en conferencia de prensa tras una reunión del Ejecutivo regional, que decidió crear una comisión de investigación para apoyar a las “víctimas de la represión policial” del Estado español.