Chapadmalal: Macri ordenó a su tropa no hablar de la economía

Sabe que los números no cierran y busca algún camino alternativo que, sin perder la esencia del plan elegido, permita mejorar la imagen ante la gente. Mientras tanto quiere que nadie hable.

Mauricio Macri mandó a su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y al secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, a dar la primera conferencia de prensa del “retiro espiritual” del gabinete en Chapadmalal.

La elección no fue casual. Pese a que hasta último momento -a falta de una agenda oficial- se especuló con que la primera rueda estaría a cargo de Marcos Peña, el Presidente finalmente eligió a dos funcionarios que no se especializan en temas económicos y de ese modo desvió la charla hacia temas de coyuntura.

A diferencia del retiro que llevó adelante el gabinete hace ya más de un año, en esta oportunidad el Gobierno manejó con hermetismo extremo los temas a tratar en la cumbre. “No hay módulos temáticos, son charlas horizontales entre Macri y sus ministros, en las que el Presidente se encarga de tomar nota”, dijo una fuente.

Si bien en la Rosada dicen que este fin de semana no se hablará específicamente de coyuntura, Bullrich salió a horas de que la Cámara del Crimen confirmara el procesamiento del policía Luis Chocobar, mientras que De Andreis salió a desmentir las acusaciones contra su subsecretario, Valentín Díaz Gilligan, que explotaron en las últimas horas.

Todo muy lejos de aquello que aún en medio de los crecientes escándalos y forcejeos con el mundo sindical, sigue siendo el punto más flojo de la administración actual: una economía que no termina de arrancar, una inflación que no cede y aquellas reclamadas inversiones que no llegan.

Mejor entonces…guardar silencio.