Ciano: «Arroyo debe pedir disculpas a la sociedad»

Previo al tratamiento del presupuesto, Ariel Ciano solicitó exigir «que Arroyo le pida disculpas por los agravios hacia las mujeres y las personas con discapacidad», en sus declaraciones a la prensa.

En el Concejo Deliberante y previo al tratamiento del Presupuesto Municipal, Ariel Cholo Ciano solicitó la palabra para exigir «que el intendente Arroyo le pida disculpas a toda la comunidad por los agravios hacia las mujeres y las personas con discapacidad», en referencia a sus recientes declaraciones a la prensa. «Un intendente de salida como este, debiera más dedicarse a lo que será la transición en diciembre y dejar una municipalidad funcionando, que estar haciendo declaraciones por demás desafortunadas y agraviantes sin sentido alguno», agregó.

Carlos Arroyo había manifestado que el Servicio Cívico Voluntario propuesto por la Ministra Bullrich debiera incluir también a las mujeres y las personas con discapacidad para enseñarles un oficio y darles un motivo para vivir. «Estamos en contra de este servicio propuesto por el gobierno, pero esa discusión quedó en un segundo plano ante lo expuesto por el intendente», señaló Ciano.

A lo largo de estos cuatro años de mandato, el jefe comunal tuvo varios exabruptos de este tipo, sobretodo los vinculados a cuestiones de género y a los que ahora sumó a las personas con discapacidad. «Lo que podríamos entender como un error, a esta altura se demuestra como un pensamiento directo del propio Arroyo y que estoy seguro que no es el mismo de aquellos que alguna vez lo votaron, siendo que además prácticamente había hecho una campaña casi en silencio, tal vez porque quienes lo conocían de cerca, preveían este tipo de comentarios», expresó el concejal.

«Mar del Plata es otra vez noticia nacional y no por anuncios de mejoras para la calidad de vida del vecino, sino por este tipo de declaraciones que quedan grabadas en la gente, lastiman a muchos y de las que solo consuela el saber que el de Arroyo es un gobierno de salida que se termina en diciembre, pero las palabras hieren y debieran utilizarse con la misma precisión con la que un cirujano maneja un bisturí», concluyó Ciano.