Ciano-Raverta: nos habíamos amado tanto

Redacción – El massista y la candidata del Frente de Todos se reunieron para avanzar en la incorporación del primero al espacio que hoy lidera la diputada nacional. ¿Integración tras octubre?.

Era uno de los cambios cantados tras la huída de Sergio Massa hacia las huestes del cristinismo. Ariel Ciano había levantado su candidatura y si bien se especulaba con que no se encontraba cómodo con la decisión de su espacio político local de apoyar la candidatura de Roberto Lavagna y postular a Santiago Bonifatti para la intendencia local, lo cierto es que pronto quedó en evidencia que se disponía a acompañar a su líder en el cambio de ruta y que, ante la negativa de Fernanda Raverta a aceptar una PASO en la que compitieran otros candidatos, iba a esperar el momento para saltar al redil cristinista e integrarse al Frente de Todos.

En las últimas horas un encuentro entre Ciano y Raverta, y la posterior publicación de la foto que pone en evidencia que ya no buscan esconder la relación, confirma lo que los mentideros políticos venían descontando desde hace tiempo: tras las elecciones de octubre el Cholito pasará a ser parte del kirchnerismo vernáculo.

Ciano expresó que «no tengo dudas que será el Frente de Todos quien vuelva a ganar tanto en la ciudad como la provincia y la nación.Mar del Plata tendrá así en Fernanda Raverta a su primera intendenta, una mujer capaz de llevar adelante una gestión innovadora, con una impronta diferente y con la posibilidad de gobernar en equipo con Alberto como presidente y Axel como gobernador, una fórmula que sumado al aporte de Sergio Massa desde la Cámara de Diputados, no solo ayudará a los vecinos de la ciudad sino que le dará el empuje y la prioridad en la agenda que Mar del Plata se merece«, invitando a votar así a la boleta completa del Frente de Todos.

Que el hombre se ha resuelto a jugar fuerte por sus nuevos amigos, no cabe duda alguna.

Y si la jugada se ha explicitado con anticipación es porque en las carpas ravertianas creen que integrarlo a la campaña puede servir para avanzar sobre los votos de Acción Marplatense, el lavagnismo y tal vez el de algunos radicales que en las PASO optaron por Vilma y que hoy no saben que rumbo tomar. Aunque no son pocos los que creen que nada de eso ocurrirá y que el electorado, lejos de entusiasmarse por esta «unidad», castigará la costumbre de tantos dirigentes que hasta ayer ponían a la ex presidente y a sus seguidores de La Cámpora como el límite infranqueable y hoy tratan de que todo el mundo se olvide de tales afirmaciones.

Octubre, con la voz de la urnas, dirá como codifica cada ciudadano estos nuevos amores nacidos al calor de viejos desencuentros.

O algo por el estilo…