Claudio Ramírez: un ejemplo de quienes saben pensar en el otro

Desde hace años reacondiciona sillas de ruedas deterioradas y en desuso que entrega a quien las necesita y no puede acceder a ellas. Y va por el Banco Municipal de Sillas para organizar la actividad.

Claudio Ramirez nació con una columna bífida aguda que condicionó sus movimientos y lo obligó a una largo tratamiento que, con la compañía y el aporte emocional de su padre, le permitió superar la situación en su adolescencia.

Y tal vez aquel ejemplo paterno de estar siempre a su lado en la lucha, y también una personalidad comprometida y agradecida a los bienes recibidos y a la fuerza para superar dificultades, lo impulsaron a un compromiso constante con quienes sufren diferentes discapacidades y no pueden hacerse de los elementos necesarios para paliar su limitación.

Desde hace tiempo Claudio se ocupa en conseguir sillas de ruedas en desuso y deterioradas a las que arregla y acondiciona con su propio trabajo para llevar a aquellas personas a las que nos referíamos más arriba. “El año pasado pudimos entregar 40 sillas y esperamos en este 2019 conseguir aún más” nos dice en su diálogo con LIBRE EXPRESIÓN RADIO 96.3 FM.

“A veces se hace difícil conseguir los repuestos, pero la buena voluntad de mucha gente y el apoyo constante de Mercedes Morro terminan por hacer siempre posible llegar a los objetivos” comenta Claudio. “Desde mucho antes de estar en su banca de concejal Mercedes nos apoyaba, conseguía los fondos y hacía posible este sueño, insistiendo siempre en no aceptar reconocimiento alguno por la tarea”.

Claudio nos habla de su relación con CILSA, “nos ayudan en todo lo que pueden y hoy son una parte importante del proyecto”, y destaca la buena respuesta de la gente “que nos llama para ofrecernos las sillas que ya no se utilizan en su familia”.

“El banco Municipal de Sillas es un sueño que comienza a ser realidad a partir de la presentación del proyecto de ordenanza para su creación” cuenta. “Ello permitiría institucionalizar el trabajo, llegar a más gente y a más instituciones y permitir que desde el estado se organice un trabajo que llegue a todos los que lo necesitan”.

Y se despide con un mensaje y un pedido a toda la comunidad: “Ayúdenos a seguir ayudando; si tiene una silla de ruedas vieja, rota, que no use nosotros la podemos reacondicionar y ayudar a alguien que la necesite. Para eso comuníquese al 2235290092”.

Escucha aquí la entrevista completa con Claudio Ramírez: