Club de París: por favor no manden a Kicillof a negociar

Martín Guzmán adelantó que la Argentina pedirá reestructurar parte de la deuda con el Club de París, aquella en la que el hoy gobernador terminó pagando más de lo que se debía.

Martín Guzmán adelantó que la Argentina pedirá reestructurar parte de la deuda con el Club de París, ya que paga tasas «insostenibles» que a su criterio son incompatibles con las reglas de la arquitectura financiera internacional.

Ante un auditorio que asistió al seminario sobre «Nuevas formas de fraternidad solidaria de inclusión, integración e innovación (I+I+I)», que se realizó en el Vaticano ante personalidades de las finanzas mundiales y organismos multilaterales, Guzmán expresó que «un acercamiento constructivo con el FMI no es suficiente; el Club de París es un problema que hay que abordar».

«Una tasa de 9% que pagará la Argentina en 2020 y 2021 no es sostenible y es una muy mala ancla para el resto de la reestructuración de la deuda, y no es «pari passu» (igualdad de condiciones) con el resto» de los acreedores, según las normas de la actual arquitectura financiera internacional, añadió.

«Entendemos las complejidades del Club de París, y necesitamos cooperación en este sentido” – MARTÍN GUZMÁN

 

El ministro de Economíaratificó el compromiso del Gobierno por “hacer un esfuerzo y resolver el tema de la deuda de la manera más ordenada” y explicó que la iniciativa no aplicará austeridad fiscal y que Argentina tuvo que redefinir sus «prioridades”.

“No funciona aplicar austeridad fiscal para pagar deuda en una situación de deuda insostenible; al contrario, hace la situación peor, por lo que debemos cambiar ese camino que el país transitaba”, sostuvo el funcionario en el seminario “Nuevas Formas de Solidaridad”, organizado por la Pontificia Academia de Ciencias Sociales en el Vaticano.

En ese sentido, Guzmán agregó que el Gobierno “redefinió prioridades y decidió hacer un esfuerzo para resolver esta situación de la manera más ordenada”. “La manera en que este Gobierno se acerca al tema es interesante porque estuvimos pensando durante años cómo aproximarnos a esta situación dada la complejidad del panorama internacional y ahora lo estamos poniendo en práctica”, dijo el economista.

«Estuvimos pensando durante años cómo aproximarnos a esta situación dada la complejidad del panorama internacional y ahora lo estamos poniendo en práctica” – MARTÍN GUZMÁN

El ministro evaluó que “está claro que las cosas no están funcionando bien en términos globales: la inequidad está aumentando y llevó a tensiones sociales y políticas y tenemos un sistema de reglas que impide la innovación”.

“El mismo sistema de reglas que hace muy difícil a países que sufren problemas de demanda, en los que las deudas se vuelven insostenibles, y, por último, estamos dañando nuestro planeta y está claro que debe haber un cambio en las reglas de la economía global, esto tiene que ver con el desbalance de poder y el uso poco saludable del poder”, añadió.

Guzmán señaló también que “la arquitectura financiera internacional para la resolución de crisis de deuda soberana es altamente deficiente”, ya que “hay una protección para los acreedores en caso de que las cosas salgan mal”.