Colombia y un dato trágico que todos deberíamos leer

El gobierno informó que más de 15.000 muertes por el Covid se relacionan con protestas callejeras en las que no se cuidó la distancia ni el contacto. ¿Es lícito desarrollar en pandemia estas marchas?.

El viceministro de Salud de Colombia, Luis Alexander Moscoso, estimó que las manifestaciones y aglomeraciones relacionadas con las protestas contra el Gobierno provocaron la muerte por coronavirus de cerca de 15.000 personas.

Desde el 28 de abril hasta el 30 de junio, las autoridades sanitarias del país notificaron el fallecimiento de más de 34.000 personas, de las cuales un 43% estarían vinculadas con las manifestaciones, según estimaciones del funcionario en una entrevista brindada en las últimas horas con el medio local Blu Radio.

«Las actividades, los paros, las movilizaciones, la imposibilidad en estos períodos de tomar medidas de bioseguridad generaron un nuevo pico. Ese se extendió por 40 días y significó, adicional a las proyecciones, 15.000 pérdidas de vidas», explicó Moscoso.

«Unos 15.000 colombianos perdieron la vida, cosas que no son parte de una actividad social rutinaria. No son parte de la Navidad, ni de Semana Santa, ni de las actividades regulares», enfatizó Moscoso al responsabilizar a las protestas contra el presidente Iván Duque de esas cifras.

Respecto a los contagios, durante prácticamente todo junio se confirmaron más de 20.000 nuevos casos de coronavirus en cada jornada.

Sin embargo, desde el 11 de julio no superó esa cifra y ayer, en el último balance informado, se notificaron 9.462 casos nuevos.

Además, se sumaron 306 fallecimientos más por el virus, lo que hace que el número total de decesos en Colombia ascienda hasta los 120.432 desde el inicio de la pandemia.

El Comité Nacional del Paro (CNP), que agrupa a decenas de organizaciones sociales, sindicales y universitarias, llevó adelante casi dos meses de movilizaciones desde fines de abril, en principio por una reforma tributaria retirada posteriormente por el Gobierno, pero que luego se sostuvo en otras demandas y en el rechazo a la represión de la Policía a las protestas.