Comienza una semana clave para negociar el tema de las tarifas

Mientras el Senado resuelve si vota el proyecto opositor sobre el tema, el gobierno negocia contra reloj con los gobernadores peronistas para evitar lo que considera un excesivo costo fiscal.

La Cámara Alta decidirá este miércoles si la iniciativa de la oposición para moderar el aumento tarifario, volviendo a los valores de noviembre del año pasado, y que ya fue aprobado por Diputados, se convierte en ley o respalda la propuesta del oficialismo y de algunos senadores peronistas, de bajar a la mitad el IVA para usuarios residenciales de servicios de electricidad, gas y agua.

El dictamen de mayoría, firmado por el justicialismo y el Frente para la Victoria tras el último plenario de las comisiones de Derechos y Garantías, Presupuesto y Hacienda y Minería, Energía y Combustibles, pretende darle el último empujón al expediente que propone retrotraer los valores de las tarifas de servicios públicos al 1° de noviembre de 2017, estableciéndose que las subas no pueden ser mayores a los aumentos de salarios.

El costo fiscal, según la Oficina de Presupuesto del Congreso y el Ministerio de Energía de la Nación, ascendería a casi 80.000 millones de pesos (compartido entre provincias y Nación), sólo durante 2018.

Ese número aumentaría a casi 90.000 millones de pesos en 2019.