Comunicado de la mesa de Diálogo por la dignidad de las Periferias

En medio de la tensión generada en el predio de disposición final de residuos el organismo orientado por el Obispado local fijó su posición ante el problema.

Como Mesa de diálogo por la dignidad de las periferias venimos trabajando en red para acompañar la vida, la realidad y las necesidades de nuestros hermanos y hermanas que viven en todo tipo de periferias.

Desde el comienzo de la pandemia fuimos dando estos pasos, especialmente preocupados y ocupados por la situación de los trabajadores y trabajadoras del predio del Basural:

· Trabajamos en red en los Comités Barriales de Emergencia en nuestros distintos barrios de la periferia marplatense.

· Hicimos lo posible para que lleguen los alimentos también a las personas y familias que viven de su trabajo en el Predio de Disposición Final y en la Cooperativa Cura.

· Facilitamos a las instancias del Estado nuestras listas con las personas que requerían asistencia para que a nadie le faltara el refuerzo en alimentos.

· Ayudamos en el acceso al IFE de los trabajadores y trabajadoras del predio.

· Colaboramos en la organización inicial de los trabajadores y trabajadoras del predio y en la elaboración de un protocolo inicial que ellos mismos hicieron y presentaron a las autoridades municipales.

· Participamos en la reunión de la Mesa del Reciclado local que está propuesta como el espacio de diálogo entre todos los actores involucrados en la realidad de los RSU en nuestra Ciudad.

· Acompañamos personalmente a muchos de nuestros hermanos y hermanas en sus angustias y preocupaciones personalmente o comunicándonos constantemente por teléfono.

· Decidimos no participar de las últimas reuniones en las cuales se trató directamente la situación de la gente del basural a partir de un corte en el acceso al predio. Tomamos esta decisión porque constatamos que nuestra presencia podía obstaculizar las tratativas.

· Actualmente estamos mediando para que se evite toda situación de violencia y se retome urgentemente el camino del diálogo sincero y abierto, transparente y honesto, entre todos los actores involucrados en este doloroso conflicto.

Seguiremos trabajando en esto con confianza y sin desanimarnos ante la urgencia y gravedad de la situación actual.