Con fuerte tensión Cataluña vota por la secesión de España

Crecen los cruces entre secesionistas y pro españoles. El gobierno central ordenó a las fuerzas de seguridad tomar los lugares de votación e impedirlo. Marchas multitudinarias en Barcelona.

El gobierno regional mostró una urna y presentó el dispositivo con el que planea llevar a cabo la consulta unilateral, pero no aclaró cómo garantizará la votación voten cuando la policía cumpla con la orden judicial de precintar colegios.
El gobierno catalán mostró una urna y presentó el dispositivo con el que planea llevar a cabo el referéndum unilateral de secesión de este domingo, sin aclarar cómo garantizará que los catalanes voten cuando la policía cumpla con la orden judicial de precintar colegios electorales para evitar la consulta prohibida por el Tribunal Constitucional.

No obstante, en algunas escuelas de Barcelona y otros puntos de Cataluña, padres, profesores y alumnos ya iniciaron actividades, y algunos planean acampar con el objetivo de mantener los centros abiertos para que “todo el mundo vote”.

A menos de 48 horas de la convocatoria, la incertidumbre sigue aumentando a pesar de que el gobierno catalán de Carles Puigdemont intenta transmitir normalidad y la idea de que los catalanes podrán votar, frente al Ejecutivo central español de Mariano Rajoy que dice lo contrario, que el referéndum del 1 de octubre no se celebrará.