Corea del Norte le dice al Sur: “nos habíamos amado tanto”

Cada vez más aislada y con un cerco económico asfixiante, Corea del Norte apura un diálogo con su similar del Sur buscando dar un mensaje de paz que sirva para disimular sus amenazas nucleares.

Tras un año de tensiones, Corea del Sur redobló este martes la apuesta al diálogo con Corea del Norte y le propuso iniciar conversaciones de alto nivel el 9 de enero próximo en la aldea de Panmunjom en el marco de los Juegos Olímpicos de Invierno en su país, una cita que apuntaría a menguar el conflicto regional.

 La propuesta de la fecha fue tras el discurso del líder norcoreano, Kim Jong-un, quien abrió la posibilidad de una línea de diálogo con sus vecinos, pero le dejó claro al mundo que posee “un botón nuclear” en su escritorio.

Este martes, el ministro surcoreano de Unificación, Cho Myoung-gyon, propuso que ambas Coreas se reúnan el martes que viene en la aldea de Panmunjom, ubicada en la frontera entre ambos países, dentro de la Zona Desmilitarizada, lugar habitual de este tipo de encuentros.

Pero fue el propio Kim quien el lunes en su discurso de Fin de Año tuvo un inusual gesto con Corea del Sur, en medio de un mensaje amenazante contra Estados Unidos en el que advirtió que tiene “un botón nuclear” en su escritorio. Conciliador, el norcoreano, dijo: “Cuando se trata de las relaciones Norte-Sur, debemos reducir las tensiones militares en la península coreana para crear un entorno pacífico”. Y le pidió a Seúl que elija ese camino en vez de “ser parte” de las medidas de su socio Estados Unidos que “amenazan la paz y la seguridad”.