Crece el enojo por la posición oficial frente a las tomas

La ministra de Seguridad, Sabrina Frederic negó que se trate de un problema de inseguridad y dijo que va a apostar por el diálogo con los autores de las tomas. Exigen presencia del estado.

 

La ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, aseguró hoy que el Gobierno nacional mantiene una negociación con los grupos mapuches que toman tierras en Villa Mascardi, en la provincia de Río Negro, y destacó que se está «yendo por el camino del diálogo, porque en 2017 esta misma toma terminó en allanamiento, desalojo y una persona muerta».

En declaraciones a Radio con Vos, la funcionaria nacional se refirió así al operativo de la Prefectura desplegado en el año 2017 que terminó con la vida de Rafael Nahuel durante un intento de desalojo de estas tierras en Villa Mascardi.

“La ocupación ocurrió en el año 2017, la justicia ordenó un allanamiento primero de la Policía Federal y luego del Grupo Albatros, que entra al predio y allí ocurre la muerte de Rafael Nahuel”, relató Frederic.

“El camino del desalojo -amplió la funcionaria- que ejecutaron fuerzas que dependían de Patricia Bullrich fue un fracaso, porque el desalojo no prosperó y murió una persona”.

Según explicó en diálogo con Reynaldo Sietecase en radio Con Vos, la “salida de la cuarentena” provocó situaciones que el Poder Ejecutivo no había previsto. “Estamos en un momento en el que la presión y la conflictividad se traduce en toma de tierras en diferentes lugares del país, particularmente en el sur y en el Gran Buenos Aires; ahora, ese no es un tema de Seguridad, no es un tema de seguridad, es un tema de déficit habitacional y una presión por el mercado de tierras que evidentemente hay que paliarlo con soluciones que se anticipen al problema”, analizó.

La titular de Seguridad explicó que cuando asumieron el Gobierno tuvieron «la visita de la gobernadora (de Río Negro), que manifestó el interés de avanzar en el diálogo, en la negociación» y, en ese sentido, rescató que «es un camino que se está transitando”.

La ministra aclaró que se tomó la medida de “denunciar», pero «también la de desplegar efectivos de Gendarmería para evitar que los manifestantes llegaran al lago Mascardi y se desatara un hecho de violencia”.

“Estamos conversando, terminando de establecer nuestras condiciones a lo que pide la comunidad”, dijo Frederic sobre el acuerdo al que se tratar de llegar con quienes toman estas tierras.

Al mismo tiempo, aclaró que están “en un contexto en el que el Gobierno nacional suspendió los desalojos, y también hay una controversia sobre si hay que incluir o no a esta comunidad en esa norma”.

“Estamos en un momento de cierre importante de estas conversaciones y es legítimo que haya gente que proteste en contra, pero lo que no puede ocurrir es que esto desate violencia”, concluyó Frederic.