Crece el escándalo en torno a maniobras poco claras en OSSE

La participación presunta de personal de la empresa -incluyendo a una abogada de la misma- en maniobras tendientes a facilitar la usurpación de terrenos, amenaza con culminar en un escándalo.

Debido a ello el  bloque de concejales de la Unión Cívica solicitó que se cite “al Presidente de Obras Sanitarias Sociedad de Estado (OSSE), Mario Dell Olio, a la Comisión de Obras Seguridad y Planeamiento, a fin de brindar información en relación a la causa que tramita ante la Fiscalía de Delitos Económicos, en la que se investiga distintos hechos fraudulentos por la usurpación de propiedades, vinculando a los mismos, entre otros, a la abogada María Melina Evaristo”.

“Ante la instrucción Penal Preparatoria, que tramita ante la Fiscalía de Delitos Económicos de nuestra ciudad, para definir la situación de los 23 imputados, en la que se investiga la operatoria de una banda dedicada a ocupar, simular la venta y hacerle juicio a los verdaderos dueños de casas y lotes, y teniendo en cuenta que una de las implicadas, es la abogada María Melina Evaristo, sobrina de Mario Dell´ Ollio, titular de OSSE” indicaron desde el radicalismo.

Por su parte, desde la empresa del Estado indicaron: “El Directorio de Obras Sanitarias Mar del Plata S.E., ante versiones periodísticas aparecidas en el día de la fecha dando cuenta que personal que se desempeña en la empresa estaría siendo investigado en actuaciones judiciales originadas por la compra venta irregular de propiedades, para cuya concreción se habrían obtenido datos provenientes de organismos oficiales, comunica que ha decidido iniciar las actuaciones sumariales pertinentes a efectos de deslindar la responsabilidad de índole laboral que le pudiera caber al personal involucrado, como así también adoptar los recaudos necesarios para desplazar al mismo impidiendo el acceso a sus bases de datos y -de verificarse perjuicio a la empresa- presentarse en la calidad que corresponda, ante las autoridades judiciales intervinientes”.

¿Cómo terminará el asunto?. Difícil de predecir; pero ciertamente todo se encamina a que la cuestión se convierta en un escándalo de proporciones que puede llegar a tener un alto costo político para el propio Dell´Ollio y la administración de una empresa que, hasta el momento, se había ganado un sólido prestigio ante la comunidad.