Crece la angustia y el paso de las horas van alejando la esperanza

Informaciones confusas, marchas y contramarchas, las inevitables internas que traspasan toda la vida nacional. En tanto los familiares que sufren y un operativo gigante aún sin resultados.

Una cápsula capaz de sumergirse hasta 260 metros se encuentra en el sur argentino para colaborar en las busqueda del submarino ARA San Juan.

El sistema de rescate submarino de los Estados Unidose se trata de una “Cámara de Rescate Submarino” (SRC, por sus siglas en inglés) con un vehículo subacuático de operación a distancia y de un “Módulo presurizado de rescate” (PRS).

El primer equipamiento llegó ayer al aeropuerto de Comodoro Rivadavia en tres aviones de transporte militar pesados de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, provenientes de San Diego, California, donde se encuentra uno de los Comandos de Rescate Submarino de ese país.

Según un comunicado de la armada estadounidense, el segundo equipo llegará a la Argentina durante los primeros días de la semana.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter
 El SRC fue desarrollada durante la Segunda Guerra Mundial y  tiene capacidad para rescatar hasta a 6 personas por turno en profundidades de hasta 260 metros.

En tanto, la PRM puede llegar hasta los 600 metros de profundidad y rescatar a 16 personas por turno.

Los dos sistemas funcionan acoplándose con el submarino averiado y sellando la escotilla para que la tripulación pueda trasladarse con seguridad al interior de las cámaras para luego ser llevados hacia la superficie.

“El ánimo de los familiares está muy mal”

El capitán Víctor Hugo Duga, psicólogo de la Armada, aseguró hoy que el ánimo de los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan está “mal, muy mal”, sobre todo luego de que ayer se descartara que un ruido detectado en el fondo del mar perteneciera al sumergible desaparecido hace seis días.

“Ayer se dio la noticia de los ruidos que se habían producido y a la tarde se da un parte donde se indica que esos ruidos no provenían del submarino. Esto generó una gran desilusión en los familiares”, aseguró el especialista por FM Milenium.