Crece la presión de todos los sectores por una apertura

Comerciantes, kinesiólogos, gastronómicos, surfistas, gimnasios; todos quieren volver a la actividad y presionan sobre el gobierno municipal para acelerar los trámites.

Los negocios de los principales centros comerciales a cielo abierto levantaron este jueves sus persianas de manera simbólica. Después de más de dos meses sin trabajar –con la única excepción del fin de semana de la prueba piloto– aseguran que ya no aguantan más y reclaman ser exceptuados del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Muchos comerciantes salieron a la calle a aplaudir y a hacer sonar cacerolas en señal de protesta, mientras los frentes de sus locales lucían como una jornada sin cuarentena, pero mostraban la leyenda “#Queremos trabajar”.

También un nutrido grupo de kinesiólogos llevó a las puertas del Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) el reclamo que mantienen puertas para adentro desde hace más de tres semanas: exigen la aprobación de un protocolo que los habilite volver a trabajar.

Manteniendo distancia y protegidos con tapabocas, hombres y mujeres dedicados a la kinesiología en la ciudad protagonizaron una ruidosa protesta sobre la avenida Juan B. Justo a más dos meses de tener los consultorios cerrados.

Mientras tanto la reunión entre representantes del Ejecutivo local y empresarios gastronómicos de la ciudad no logró suspender la movilización que el sector convocó para este viernes y que tiene como objetivo visibilizar el complejo escenario que atraviesa la actividad desde hace dos meses.

Con la presencia del secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, y el secretario del área de Producción, Fernando Muro, el Municipio recibió en el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) a propietarios de cafés, restaurantes, cervecerías y bares de la ciudad preocupados por la continuidad de sus negocios en un futuro cercano.

La Asociación de Surf Argentina (ASA) elevó un petitorio acompañado de un protocolo sanitario preventivo para solicitar la práctica del Surf y SUP en Mar del Plata.

La solicitud fue presentada en el EMDER, el ENARD, el Comite Olimpico Argentino (Comisión de Atletas) y la Secretaría de Deportes de Nación y allí se explica que se está «en contacto con las máximas autoridades de la ciudad de Mar del Plata en busca de que se habilite el surf y los deportes de tabla cuando lo vean conveniente».

Aseguran ser “realistas y respetuosos de las normas que dicta el gobierno en relación a la cuarentena», y apoyan el pedido en que «el deporte es individual y al aire libre».

En tanto el secretario de la Cámara de Gimnasios de Mar del Plata, Ariel Caltabiano, sostuvo que se modificó el protocolo enviado para que puedan ser autorizados a volver a trabajar.

«Planteamos tener una persona cada 20/25 metros cuadrados. Hacer turnos de 45 minutos, y utilizar 15 minutos para limpiar antes que ingrese el otro turno», explicó.

Además, adelantó que «no se compartirán los elementos. Cada cliente usará un equipo y luego queda vedado hasta el otro día que es desinfectado».