Cuando el campeón Hugo Ibarguren visitó Perón en Madrid

Por José Luis Ponsico (*)Hugo Ibarguren un tipo abierto, noble, de costumbres sencillas. Primer campeón mundial de Patín Carrera título obtenido en Europa, en la lejana Bélgica, 1965.

José L. Ponsico

El gran Hugo Reynaldo Ibarguren estaba contento. Tipo abierto, noble, de costumbres sencillas. Apasionado por el deporte en general. Primer campeón mundial de Patín Carrera que ofrendó el deporte marplatense. Título obtenido en Europa, en la lejana Bélgica, 1965

Nacido en Necochea hace 77 años, Ibarguren falleció hace unas horas rodeado de sus afectos familiares -en especial, sus tres hijos y nietos- y camada de alumnos de su Escuela de Patín fundada con esfuerzo en su ciudad.

No hace mucho en Mar del Plata donde estuvo radicado medio siglo, tuvo los homenajes merecidos. “Ciudadano ilustre” marplatense cuando se cumplieron 50 años de la hazaña. Luego, parte de los festejos, “Día del Maestro” la Escuela de Periodismo DeporTEA lo honró ante una multitud.

El saludo de Perón al flamante campeón de patín

En julio del´65 el Patín argentino llegaba al podio. Primer título mundial para Mar del Plata, a cargo de Ibarguren, representante del Club General Mitre. De apenas 24 años, ganador de la medalla el 4 de julio, Día de la Independencia de Estados Unidos.

Hugo, peronista, aquella vez se fue el día 11 a Madrid y dedicó el triunfo a Mar del Plata y al General Juan Perón. Algo que pocos habían hecho después de la caída del peronismo, ahora a 63 años, del 16 de septiembre del´55. Por entonces, Pascual Pérez, <bravo león mendocino<, campeón mundial de Peso Mosca, uno de los pocos que dedicaba triunfos a Perón,

“¿ Así que tu abuelo Joaquín Ibarguren tenía parentesco con la familia de mí querida Evita ?”, indagó el ex Presidente de la Nación en el exilio madrileño. “Sí, General. Primo de Juana Ibarguren”, respondió el deportista. “Ahora me doy cuenta por qué saliste bueno”, sonrió Perón y le obsequió una billletera.

En el relato testimonial de Hugo, necochense de corazón y marplatense por adopción, siempre lleno de sensibilidad popular, hoy con el reconocimiento a su pasado de deportistas ejemplar en Mar del Plata. En el emotivo acto el agasajado agradeció al periodista Juan Carlos Morales, director de TEA.

Tras su visita a Puerta de Hierro, mostraba orgulloso la foto que Perón firmó al equipo argentino

“Lo agradezco de corazón”, dijo ahora el notable corredor de Patín de los´60. “Lo hago en nombre tres hijos, Fabián, Mariela, Claudia y tres nietos”, se emocionó Ibarguren en medio de los aplausos, rodeado de alumnos de la Escuela de Periodismo local.

El Club General Mitre, más de cien años de historia, representado por antiguos dirigentes en el recuerdo deportivo y contexto político. Néstor González, 78 años, presidente de la entidad en las décadas del´70 y 80, añadió: “Lo del Bocha Ibarguren una de las proezas recordadas del deporte marplatense…” enfatizó

En el auditorio, sala céntrica, ante más de doscientas personas, también evocaron la llegada de los grandes del patín marplatense, además de Ibarguren, Manuel Narciande, Raúl Scafati, continuadores del precursor Adalberto Lugea, que honra al Patinodromo municipal con nombre y apellido.

Tiempos del silencioso e influyente periodista hombre del Patín, Iarbas Miguel Alfieri. Entre los deportistas locales que llegaron lejos, Julio Santella hizo llegar su pesar. El gran “Profe” multicampeón con Carlos Bianchi, primero Vélez Sarsfield, luego en Boca, comentó

“Mar del Plata, cuna del Patín Carreras, Huguito Ibarguren llenaba los domingos, años´58, 59 … carreras memorables por la zona de La Perla; recuerdo a Lugea, Ibarguren, Fitipaldi, Manuel Narciande, antes de Raúl Scafatti… ” repasó Santella, que pintaba para “crack” en Unión local.

(*) Columnista de La Señal Medios, Libre Expresión y Mundo Amateur