Cuando la educación como prioridad es puro verso

Por Adrián FreijoEs tan solo un caso más, pero el estado edilicio de la primaria municipal N° 17 y la secundaria N° 217 muestra que para la administración Arroyo la educación es verso.

Carlos Arroyo suele utilizar como tarjeta de presentación su carácter de docente, al que además atribuye efectos mágicos sobre su supuesta cultura personal, su capacidad de gestión y su norte como gobernante.

Cada una de esas afirmaciones es al menos discutible. Su pretendido acervo cultural se da de patadas con un lenguaje generalmente pobre, enrevesado y con dificultades de base para expresar lo que se pretende afirmar; su capacidad de gestión ha quedado expuesta en infinidad de circunstancias como incompleta, escasa de información sólida sobre lo que se intenta y nula de toda nulidad en lo que a control y estado de cada cuestión se trata, y su norte como gobernante desluce el punto cardinal con marchas y contramarchas, caprichos, conflictos y una imposibilidad alarmante por concluir cualquier cosa iniciada.

Pero en esta marea de incoherencias, su despreocupación por la educación, su desprecio por los docentes y el estado calamitoso en que entrega los edificios escolares a la nueva gestión se llevan seguramente todas las palmas.

Mercedes Morro con directivos de ambas escuelas durante la visita de hoy

De una visita que la concejal Mercedes Morro (FR) ha realizado en las últimas horas al edificio en el que funciona la EP «Emma Gémoli de Oliva» N°17, en la que estudian 246 chicos  y la ES  N°217 a la que concurren 136 adolescentes, ambas ubicadas en el edificio de la calle Isla Candelaria N°630 del Barrio Félix U. Camet, surgieron serias evidencias del abandono y el desinterés del gobierno municipal por una situación que adquiere ribetes de gravedad.

En el contexto de una donación de libros de texto organizada por Claudio Ramírez, colaborador de la edil que se hiciese conocido por su fecunda labor en la reparación y reparto de sillas de ruedas a diferentes personas discapacitadas e instituciones locales, aparecieron graves falencia edilicias agravadas por el abandono de una obra de ampliación que la empresa adjudicataria hiciese por la abultada deuda que el municipio -que suele presumir de un superávit en el que nadie ya cree- adquiriera con dicha firma.

Obras sin concluir, instalaciones precarias y en muchos casos peligrosas, falta de espacio en aulas, baños, instalaciones para directivos, cocina para elaborar la alimentación de los alumnos, patios a medio construir, contenedores para dictado de clases que por su mala ubicación se inundan con las primeras gotas y un estado general de abandono que solo puede maquillarse por el esfuerzo constante de directivos y docentes.

Las fotos que mostramos a continuación so la prueba acabada de lo afirmado y explican mejor que mil palabras:

Este es el único baño en funcionamiento, que debe ser utilizado por los 380                                             alumnos de ambos establecimientos

 

                     Aquí deben realizar sus tareas los directivos, preceptores, profesores y docentes en general

 

En esta cocina debe elaborarse la alimentación para más de 300 chicos

 

Un contenedor convertido en «aula» que al estar                inclinado se inunda fácilmente

 

Estado general de las instalaciones eléctricas

 

Este simple banco hace las veces de «biblioteca» para el estudio de los chicos

 

Estado actual de las obras de ampliación que se encuentran en un 30% de lo planificado

 

Una situación que además no es reciente. El Expediente 1303/19, aprobado en la sesión del 13/06 de este año, recoge un pedido de informes de la concejal Virginia Sívori (UC) por todas las irregularidades aquí expuestas y por el abandono de la obra por parte de la empresa ROCMA SRL por incumplimiento de los pagos por parte de la comuna. Hasta hoy no se ha recibido respuesta alguna por parte del Ejecutivo comunal.

Lo que deja en claro que el título de esta nota no peca de exageración alguna: para muchos la educación es un verso y no pueden evitar actuar en consecuencia.

Quedará para las próximas autoridades mostrar una cara diferente…