Cuando los análisis de coronavirus acompañan las especulaciones políticas

Por Adrián FreijoUn nuevo caso en el que el supuesto contagiado tiene resultado positivo en el INE y dos nuevos negativos en otros establecimientos. ¿Mala praxis, error o mala fe?.

Ya había ocurrido con un médico local cuyo hisopado fue detectado como positivo en el INE para posteriormente resolverse, tras un nuevo análisis en un instituto privado, que el señalado era negativo de coronavirus.

Ahora al administrativo del Instituto de Ginecología que el jueves dio positivo  y fue computado como un caso autóctono -lo que alejaba a Mar del Plata de poder solicitar su pase a Fase Uno, con todo lo que ello representa-  le llegó el resultado del tercer testeo al que se sometió: fue negativo, igual que el que se había hecho menos de 24 horas después de conocerse el “positivo”.

Y aunque nadie en el municipio quiere decirlo en voz alta, la sospecha de una mano negra digitada desde La Plata comienza a ser algo más que producto de la imaginación y deslizan que el alineamiento político de las autoridades del INE con el kirchnerismo no sería ajeno a este tipo de «errores» que se repiten con sospechosa habitualidad. «¿Puede ser que todas las equivocaciones jueguen en contra del interés de mar del Plata para avanzar en la normalización de las actividades?» se preguntan.

El malestar social avanza, los datos siguen estando a la altura de los mejores en todo el país y muy por encima de los que se detectan en los principales centros urbanos, la confianza de la sociedad en las estrategias del gobierno local sigue en aumento y sin embargo no se puede avanzar en la apertura controlada de actividades básicas como la gastronomía y alguna actividades náuticas.

La flexibilización del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) ha devenido en el principal eje de tensión entre el municipio y la administración de Axel Kicillof.

Guillermo Montenegro pretende profundizar la reactivación económica. Y ha logrado que en el Concejo se constituya una comisión especial que le «aconseje», por excepción, la vuelta de actividades propias de la fase 5. Si hasta los ediles del Frente de Todos, que han tratado por todos los medios adueñarse de las buenas noticias y soslayar las estrategias y aciertos del jefe comunal, tuvieron que aceptar la iniciativa temerosos de quedar frente a la sociedad como los que ponían palos en la rueda.

Pero saben que desde La Plata se les exige una actitud más combativa. Hasta Fernanda Raverta, que por estas horas trabaja en consolidar el proyecto electoral de cara al 2021 y sabe que para ello es fundamental desgastar la figura del intendente, les dejó el claro mensaje de que ellos no son el eje de la estrategia que se viene: toma contacto con todos los sectores afines y ubica a los concejales como una pata más, solo una más de todo lo que viene.

¿El mensaje?…claro y contundente: si ustedes no pueden limar a Montenegro no esperen que al momento de conformar listas se los tenga en cuenta; ni los que esperan reelegir ni los que pretenden lugares en la lista para su sector.

Señalar a la titular de la ANSES como la exclusiva responsable de este embate contra la ciudad y su actual administración sería injusto; la embestida es general contra todos aquellos jefes comunales que representan a fuerzas políticas distantes de las que gobiernan el país y la provincia. Pero en esa estrategia ella es la cabeza, la figura visible y la elegida para conducir a todos en el camino hacia un triunfo imprescindible en 2021 para asegurarse la intendencia dos años después.

Y mantener a la ciudad en una situación dramática en lo comercia demorando la apertura de actividades es la mejor manera de asegurar un posterior aterrizaje de Fernanda con la asistencia necesaria para evitar el estallido. «Lo que no logró Montenegro lo rescataremos nosotros» dicen los armadores del Frente de Todos por estas horas.

Casi como un decorado impecable de semejante escenario llegan a la ciudad personas contagiadas sin que nadie logre identificarlas antes de ingresar, los análisis oficiales dan resultados equivocados, la resolución de temas urgentes quedan demorados en la creación de comisiones que no tienen correlato en la provincia o la nación en donde el presidente y el gobernador deciden a su arbitrio y se pretende un modelo que no existe en aquellos municipios del Gran Buenos Aires que son gobernados por el kirchnerismo. ¿Hace falta algo más para entender de qué se trata?.

Y así, entre trabas y análisis de dudoso resultado, van avanzando en su estrategia. Mientra el comerciante, el empresario y el ciudadano de a pie sufren las consecuencias.

Cosas de una política que se ha llevado puesta a la ciudad entre especulaciones y miserias…