Cuando salir a la cancha es mucho más que una frase

Por Adrián FreijoLa presencia de tres concejales electos en el programa Estudio Político de Canal 10 nos dio a todos la ocasión de reflexionar sobre viejos valores que rescatar.

Los tres vienen del deporte aunque cada uno de ellos en una faceta diferente.

Nicolás Lauría (Juntos por el Cambio) es un destacado basquetbolista que supo integrar el plantel de Peñarol en tiempos de gloria y que aún hoy se mantiene activo compitiendo por Unión en el Torneo Federal, mientras Vito Amalfitano (Frente de Todos) aquilata décadas en el periodismo deportivo, en el que destacó desde las páginas de La Capital y los micrófonos de L.U.6 Emisora Atlántica. Y Horacio Taccone (Acción Marplatense), el único de ellos con antecedentes en la administración pública en su paso por la titularidad del EMDER, es conocido por el magnífico trabajo realizado desde la presidencia del Club Once Unidos al que potenció hasta convertirlo en la institución deportiva más pujante de la ciudad.

Y hay otra cosa que los emparenta: todos y cada uno de ellos llegan a sus bancas con profesiones conocidas, públicas e intachables. ¿Puede importar entonces que representen diferentes espacios políticos?.

El tono de respeto y cordialidad demostrado durante el programa, la capacidad de expresar la coincidencia con el otro cuando esta aparecía y el respeto para marcar las diferencias sin necesidad de ofender, agredir o descalificar fue una constante en la noche que a todos nos ilusiona a la hora de esperar un rostro similar en la política. Una muestra de que la defensa de las convicciones, las posiciones ideológicas y el don de gentes no son valores en conflicto sino expresión del maravilloso abanico del pensamiento que nunca debe ni puede condicionar la convivencia entre las personas.

Desde el deporte llegaron para mostrar que la democracia es respeto, debate y búsqueda del bien común. Y que esa ciudadanía que coloca a cada cual en el lugar de la circunstancial mayoría o la también momentánea minoría, puede esperar de sus representantes un tono acorde con una sociedad civilizada y madura.

Habrá que concluir que en el campo común fortalecieron lo mejor como personas. Y que este soplo de aire fresco que nos llegó a todos a través de la pantalla de Canal 10 es algo que debemos cuidar, acompañar y desear que se convierta en una brisa cotidiana y natural.

Que a todos nos hace falta…

 

Foto: Gentileza de Ahora Mar del Plata y Canal 10