Cultura: una “Tanqueta” que pide a gritos ir al banco de suplentes

Silvana “La Tanqueta” Rojas se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para el intendente. “Protegida” desde CABA, la funcionaria sigue sumando conflictos, denuncias y problemas.

Algo va a tener que hacer Carlos Arroyo si no quiere que su hoy cuestionado poder de mando termine por licuarse en su totalidad. Y ese algo debe ser rápido, claro y ejemplificador.

Algunos de sus funcionarios creen que los padrinazgos externos con que cuentan son de por sí un carnet de inmunidad frente al jefe comunal y a cualquier denuncia. Y ello complica cada día la gestión, multiplica los escándalos y erosiona la imagen del intendente que hoy no pasa por su mejor momento.

Trabajadores de la cultura volvieron a manifestarse hoy frente al Palacio Municipal para denunciar el vaciamiento del área y el incumplimiento por parte de la comuna de sus reiteradas promesas de pago de sus contratos.

Esta vez los artistas decidieron manifestarse con una “ñoquieada” durante la cual aseguraron que “los verdaderos ñoquis” son los “funcionarios que forman parte de la abultada planta política” de la Secretaría de Cultura, que encabeza Silvana Rojas, a la que le volvieron a reclamar la renuncia.

Además, en medio de presentaciones artísticas, denunciaron la existencia de “listas negras” confeccionadas para no volver a contratar a quienes desde hace meses protagonizan esta clase de reclamos.

Sumado a esto, denunciaron que el elenco de la Comedia Municipal apenas recibió la mitad de los fondos adeudados correspondientes a las actuaciones realizadas en 2015. “Además no volvieron a convocar a los actores para que la Comedia vuelva a funcionar”, señalaron.

Como testimonio de lo que aseguraron se trata de un “vaciamiento” del área, subrayaron que durante la actual gestión también de decidió el cierre del Teatro Diagonal y que fueron suspendidas varias actividades del Centro Cultural Osvaldo Soriano por la decisión de no abonarle horas extra al personal.

Sea como fuese Silvana Rojas deberá aceptar -como en su momento le habrá ocurrido a su famoso padre- que hay ocasiones en las que “las estrellas” también tienen que ir al banco de suplentes...o quedar en libertad de acción.

Aunque no haya equipos que reclaman sus servicios…

Foto: Gentileza Diario La Capital