Desaparece el submarino San Juan en el Atlántico Sur

El jueves por la noche el Comando Naval de Tránsito Marino solicitó que se disponga un operativo debido a que se perdió el rastro del submarino que tiene su asiento en Mar del Plata.

El procedimiento SAR SUB, es decir, un operativo de búsqueda y rescate para el submarino “ARA San Juan”. Según pudo saber Infobae, su última posición corresponde a la del día 15 de noviembre a las 00:30 (hora de Greenwich) en latitud 46° 44′ sur y longitud 59° 54 Oeste. Dicha locación es la de la zona del Canal Beagle.

El ARA San Juan había sido sometido a los que se conoce como Reparación de media Vida hace pocos años y se encontraba en perfectas condiciones de navegabilidad.

 

Los 38 tripulantes a bordo de la nave sufrieron un corte de energía y se generó un incendio en el banco de baterías, de acuerdo a las primeras informaciones que trascendieron. Por lo tanto, el Comando Naval de Tránsito Marino difundió que se activó un operativo de búsqueda y rescate denominado SAR SUB para el submarino “ARA San Juan”, que había sido incorporado a la Armada en 1985.

Según se pudo saber, su último contacto con la base fue miércoles a las 7:30. En ese momento, se ubicaba en la latitud 46° 44′ sur y longitud 59° 54 Oeste. Dichas coordenadas se encuentran a la altura de Puerto Madryn, aproximadamente a 300 kilómetros mar adentro.

El submarino lleva una tripulación de 38 personas, entre oficiales y suboficiales. Para el operativo de rescate de la dotación se asignaron dos unidades de superficie equipadas con “sonar”. Se trata de una técnica que se vale de la propagación del sonido debajo del agua para detectar el rebote de las ondas en otros buques. Una aeronave de reconocimiento también fue afectada a la búsqueda.

Durante la madrugada una versión indicó que la nave había sido encontrada, pero lamentablemente la información no se confirmó y la preocupación crece con el correr de las horas.

El submarino estaba operando junto a otras unidades de la flota de mar, en tareas de control de la zona económica exclusiva. En ese marco, un incendio en el banco de baterías complicó la situación y dejó a la tripulación incomunicada