Diana Taurasi, la argentina que domina el básquet mundial desde EE.UU.

Diana Taurasi, la mejor jugadora del mundo, habló con Libre Expresión sobre su desempeño en los Juegos Olímpicos con la selección estadounidense.

Nació en Estados Unidos, es hija de madre argentina y padre italiano. En su casa siempre se respiró una atmósfera diferente al entorno norteamericano por las raíces de sus padres. Y ella tomó lo mejor de todas las culturas para forjar su particular personalidad.

El tiempo que pasó viviendo en Rosario la marcó a fuego con la idiosincracia argentina que lleva a cada lugar del mundo que visita como referente de la WNBA y de la selección de básquet de Estados Unidos. A los 39 años, es considerada una de las mejores jugadoras de la historia, es la máxima anotadora de la historia de la WNBA y en Tokio busca su quinta medalla olímpica.

En diálogo con la periodista Florencia Cordero en Tokio, la reconocida basquetbolista Diana Taurasi mostró su compromiso con sus orígenes y ratificó que piensa apoyar el básquet femenino argentino cuando finalice su exitosa carrera como jugadora.

– ¿Cómo estás viviendo estos Juegos?

– Estas olimpíadas son diferentes, sin hinchas, estamos en el hotel las 24 horas, no podemos salir. Pero ahora, de a poquito estamos sintiendo esa presión de jugar bien porque el que pierde se va a casa.

¿Cómo estás viviendo esta situación tan particular teniendo en cuenta tu experiencia en Olímpicos sin esa posibilidad de estar en contacto con gente de Argentina y de otros países?

– Nos quedamos en el hotel entonces no estamos en la Villa con el equipo argentino pero la primera noche fuimos y vi el edificio, estaba Italia y Argentina, fue una linda foto. Las banderas de los países de mis padres. Fue triste ver a Scola retirarse porque para mí es un ídolo por lo que hace en el campo y afuera. Es una cosa maravillosa.

– Qué orgullo ver el reconocimiento de toda la gente hacia Luis Scola, ¿no?

– Luis tiene un respeto bárbaro en todo el mundo. Cuando ganó el oro yo estaba ahí, en Atenas. Mis padres estaban ahí. Esa generación de oro con Manu, Prigioni, Delfino. Era un equipo que me encantaba como jugaba, con qué energía y la pasión, cómo movían la pelota. Scola es un gigante en el mundo del básquet en Estados Unidos y en todo el mundo.

– ¿Cómo estás viviendo en lo personal teniendo en cuenta que jugadores y jugadoras siguen rindiendo a pesar del paso de los años?

– Creo que es por el trabajo duro que estamos poniendo. Es una cosa que nos encanta hacer. Es un estilo de vida. No pensás cuando tenés 16 años que vas a jugar cinco Juegos Olímpicos.

– ¿Crees que abriste un camino en esto de mostrar a una deportista que también puede ser madre?

– Se puede, es difícil. Todas las madres saben las dificultades de estar en la casa con los chicos. Y a la misma vez estar jugando WNBA, las olimpiadas en un nivel bien grande. Ahora se ve más y eso les da un ejemplo a las chicas que quieren tener hijos y jugar en niveles grandes.

– ¿Seguís en contacto con las chicas de la selección argentina de básquet?

– Si, hablamos por WhatsApp. Ya hablé con Sergio Hernández. Luego de retirarme, quiero hacer algo con ellos, quiero ayudar en cualquier forma. Quiero estar ahí con ellas y que las mujeres estén acá como los hombres. El sistema que pusieron en Argentina de a poquito se está mejorando. Cuando fuimos a Bahía Blanca en el 2019 lo que hizo Pepe Sánchez ahí es producto de lo que gusta el básquet en Argentina y creo que podemos hacer que mejore.

– ¿Tenés una idea concreta de cómo ayudar?

– Todavía no. Ya hablamos un poquito con Pepe Sánchez y con Sergio Hernández. Ahora estoy tan dedicada en la última página de esta historia pero una vez que me retire hay unas cosas que tengo en mente para ayudar. Sé que hay muchas chicas que les encanta el básquet. Yo jugué en Talleres, allá en Villa Diego.

– ¿Qué pensás de la mujer relatando partidos de básquet?

– Me encanta, creo que tenemos mujeres que están al mismo nivel que los hombres. Muchas veces los hombres vienen al juego de las mujeres, pero tenemos buen nivel de mujeres en comentarios, como periodistas y me encanta verlo.

– ¿Qué te llevaste de la esencia argentina que compartís con todo el mundo?

– De chica me decían que era diferente. Venían a mi casa, comían una comida diferente. Había una energía distinta en la casa. Cuando estoy con el equipo de la selección de Estados Unidos en estos torneos siempre me dicen que me vaya con los argetinos porque creen que soy más argentina que americana. Y así lo siento.

Escuchá la nota de Diana Taurasi con Florencia Cordero en Tokio