Don Bosco y el sueño de la redonda en dos continentes

La Juve, un club con sede en la ciudad de Turín, tiene muchos puntos de contacto con un club argentino que también debe su nacimiento a Don Bosco.

 

Fundado en el 1 de noviembre de 1897 como Sport Club Juventus por un grupo de estudiantes del oratorio Salesiano Turines que fundó San Juan Bosco en 1845 , la Vecchia Signora (Vieja Señora o Vieja Dama), como es conocido el club a nivel mundial, ha militado en la máxima categoría del fútbol italiano (desde 1929)

La denominación del club (se pronuncia «IU-VEN-TUS«) es una variación literal en dialecto piamontés del sustantivo latino iuventus (juventud en idioma castellano) en homenaje a la juventud de sus fundadores, jóvenes de la calle que eran acogidos por Don Bosco en el oratorio enseñándole oficios y catequesis mediante el deporte la diversión.

                                 Los primeros integrantes de la «Juventude Salesiana» de Don Bosco

El origen del club, desde el punto de vista periodístico, está envuelto en el misterio, pues a finales del siglo XIX el deporte no estaba lo suficientemente difundido en Italia como para captar el interés de la prensa, inclusive el único documento oficial que hace referencia a la fundación del club es un texto publicado en la revista institucional «Hurrà Juventus» el 26 de diciembre de 1915, en donde se hace referencia a la existencia de este club fundado por jóvenes cristianos de la calle, que no contaban con ningún recurso únicamente la ayuda de la recién fundada congregación salesiana.

Los vínculos del sacerdote italiano con el máximo ganador de ligas italianas (35), comienza a mediados del siglo XIX, cuando Juan Bosco crea el Oratorio de Valdocco, uno de los barrios mas carenciados de Turín en aquel entonces. En aquel lugar, los jóvenes de la época se formaban en oficios y valores, contrarrestando la delincuencia y falta de trabajo que azotaba al país europeo en plena formación de su estado. Llegó a tener más de ochocientos muchachos.

                          En 1905 la Juventus de Don Bosco gana su primer campeonato italiano

No solo en Italia hubo registro de creación de clubes de fútbol con tintes salesianos. En la República Argentina, por iniciativa de un grupo de jóvenes con la colaboración del sacerdote salesiano R.P. Lorenzo Massa, crearon el club San Lorenzo de Almagro. El sacerdote permitió el uso de su nombre con la única condición de que el nombre de homenaje al santo mártir de la fe, y la victoria de San Lorenzo por el frente patriótico liderado por José de San Martín.

José «Nene» Sanfilippo: goles y leyenda del San Lorenzo moderno

Pero lo que queda de toda esa historia es la presencia de Don Bosco en la gestación de dos historias deportivas que descollaron en el mundo del fútbol y que ayudaron a consolidar aquellos principios básicos del santo fundador de la comunidad salesiana que no se cansaba de repetir que «me hice con cuantos juegos pude: potro, columpios, pértigas, todos los aparatos de gimnasia que encontré, etc. De modo que el patio y el juego se convirtiera en un lugar de encuentro para el desarrollo de las relaciones personales y la superación».

Juan Bosco se dio cuenta de la necesidad de movimiento y actividad de sus alumnos, de la importancia de la alegría y de la diversión en la vida de los jóvenes. A través del deporte se puede acompañar a un alumno en su crecimiento personal, aunque nunca haya llegado a imaginar que estaba impulsando el nacimiento de instituciones que marcarían un rumbo en su Italia natal y en la Argentina a la que eligió para la expansión americana de su obra.

 

                                El sacerdote salesiano R.P. Lorenzo Massa, creó el club San Lorenzo de Almagro.