¿Dónde está la plata que el constructor de la torre Pelli pagó al municipio?

Luis Silva, el constructor del MARAL Explanada que diseñara el arquitecto César Pelli, pagó la factibilidad de OSSE para la obra. Pero la plata nunca llegó a la empresa de agua. ¿Dónde quedó?.

Parece que una vez más el desvío de fondos asignados se convierte en una constante de la administración de Carlos Arroyo, pese a que el intendente decía en sus albores de la gestión que dicha maniobra suponía un delito, motivo por el cual presentó diversas denuncias penales contra su antecesor.

Sin embargo el tiempo fue acumulando casos en los que el comportamiento de su administración caminaba en el mismo sentido. Y ahora se conoce uno de ellos en los que se afectaron directamente derechos de terceros y puede terminar en un verdadero escándalo.

Luis Silva, el constructor del MARAL Explanada que diseñara el mundialmente famoso arquitecto César Pelli, pagó la factibilidad de OSSE para la provisión de agua y cloaca a la obra. Pero la plata nunca llegó a la empresa. ¿Dónde quedó?.

Según las informaciones que obran en nuestro poder OSSE habría completada con fondos propios una parte del emprendimiento pero se niega ahora a seguir adelante. Ocurre que la empresa no está en condiciones de semejante inversión y mucho menos para un privado que ya abonó todo lo que tenía que abonar y exige el servicio por el que pagó.

Por los pasillos del municipio se afirma que el dinero fue a parar a gastos generales -supuestamente para el pago de sueldos- y que ahora a la administración le resulta imposible reponerlo. Claro que tal explicación no cambia el enojo de Silva -que con razón se siente estafado- y no mueve de sus trece al titular de OSSE que se limita a exigir que el dinero ingrese en las arcas de la sociedad de estado para seguir adelante con los trabajos.

Un escándalo, otro más, que ha generado ya acciones administrativas pero que de no resolverse amenaza con terminar en la justicia.

Y…¿dónde esta la plata?…