Dos caras: la «distracción» del EMSUR y el esfuerzo del EMVIAL

El EMSUR paralizó tardíamente la poda de árboles en el balneario Horizonte. El EMVIAL,  a todo esfuerzo, sigue haciendo trabajos necesarios en toda la ciudad. Dos actitudes diferentes.

Una semana de poda ilegal hasta que el EMSUR actuó

Una semana de poda ilegal hasta que el EMSUR actuó

Casi una semana después de hacerse la denuncia pública acerca de la tala indiscriminada de árboles en el Balneario Horizonte, y en medio de un fuerte debate al saberse que la actual titular del EMTUR  Gabriela Magnoler omitió en su currículum mencionar el vínculo profesional que mantuvo hasta el año pasado con el cuestionado balneario, la municipalidad intervino a través del  EMSUR que informó que «se labraron dos actas de constatación de poda y extracción ilegal de especies arbóreas en el Balneario Horizonte, las cuales integran la Reserva Turística Forestal Paseo Costanero Sur. La documentación fue presentada ante el Tribunal de Faltas municipal, encargado de resolver sobre la causa».

Previamente se habían realizado dos inspecciones más, en las que ni se intimó ni se detuvo la poda. Todo muy moroso y muy sospechoso.

La otra cara de la moneda la muestra el EMVIAL, casi sin presupuesto y sin equipamiento a la altura de las necesidades, que sigue atacando con lo que tiene en los frentes más urgentes de las muchas necesidades que existen en el Partido de General Pueyrredón.

Con lo poco que tiene el EMVIAL no descansa ni los fines de semana

Con lo poco que tiene el EMVIAL no descansa ni los fines de semana

El Ente a cargo del ingeniero Pablo Simoni, realizó trabajos de mantenimiento en calles de granza en la zona norte del partido de General Pueyrredon. «Aprovechamos este sábado para adelantar trabajos en la zona norte de la ciudad, teniendo en cuenta que el clima es aún favorable” afirmó Simoni.

En este marco, explicó Simoni que «en la semana trajimos material de granza a la zona norte, para poder hoy atacar varios barrios en simultáneo, como es el caso de La Laura, Castagnino y El Sosiego, en donde colocamos aproximadamente 300 toneladas de piedra, en las calles centrales de cada barrio y sectores que tenían dificultades», aseveró y agregó: «Aún queda otro sector que vamos a llegar en cuanto recuperemos algunas máquinas que tenemos en mantenimiento, como lo La Trinidad y Estación Camet«.

Dos formas distintas de actuar de dos entes a los que los une la conducción política y el hecho de estar financiados con dineros públicos.